HISTORIA DEL DIMORFISMO CEREBRAL Y SUS FALACIAS

la misoginia, , homofobia , xenofobia, el método que el poder usa para debilitar la sociedad.

A lo largo de esta entrada voy a contar como las diferencias entre géneros son precisamente lo que nos une como humanidad y como el poder a lo largo de la historia ha utilizado triquiñuelas para usar las diferencias biológicas como metodología de debilitación social buscando la división social y creando fobias, odios para ejercer el poder eliminado lo que en realidad hace fuerte a la humanidad , a la sociedad.

EL DIMORFISMO CEREBRAL ha sido usado durante siglos para dividir la sociedad

Existe una gran controversia sobre el tema del dimorfismo cerebral; por la parte que me toca abogar por el género humano, más que por el sexo que el azar decidió para mi, pues está en mi creencia que no hay limitaciones en el pensamiento más que los listones que te pone la vida.
Al igual que asumo mis limitaciones en cualquier ámbito soy consciente de las diferencias entre hombre y mujer, al igual que lo soy con el resto de humanos donde se que existen, gente más fuerte o débil, más lista o tonta, más guapa o fea, o mas adinerada o más pobre, pero no se trata de competencias, porque no es una carrera hacia un puesto, si no de la justa recompensa de cualquier ser humano a buscar su puesto mediante el trabajo y el esfuerzo, para aprender a reconocer los valores individuales, y ver los pensamientos como el producto de un cúmulo de voluntades hacia la apertura del conocimiento, y no como roles biológicos que coartaran las posibilidades y argumentan la línea divisoria ya existente que provoca la mentalidad machista o hembrista; si no es para ver en el contraste el complemento, para así aprender a potenciar nuestras actitudes, y reconocernos primero como ser, y después como integrante de una sociedad que aporta lo mejor de si mismo sea del sexo que proceda, dejando esto último a beneficio intimo de cada quien y causa individual de gozo.

Tengo que decir que la historia demuestra en su trayectoria multitud de vejaciones hacia el sexo femenino y/o homosexual, y que esta diferencia que se hace alusión sobre una base científica, por lo general, sirve y es la causa de que no estemos en los puestos relevantes salvo casos puntuales o que paradojicamente apoyen políticas restrictivas, o conservadoras moralistas .
Pero no se trata de elevar por encima la mujer lo que persigue esta entrada, ni siquiera la igualdad porque ésta no existe en ningún ámbito, si no la igualdad referida como género humano donde como grupo nos complementamos con nuestras habilidades personales. Sobre todo comprender que más allá del sexo y sus estadísticas, todos somos personas donde las diferencias se hacen complementos y los roles no sean imposiciones, si no fruto individual de sus capacidades, con el mismo valor en todas las escalas a nivel social e intelectual.

Y como hay muy poca información y conocimiento de como se ha usado el cerebro como linea argumentativa para relegar a mujeres, transexuales, gays e incluso razas a un orden inferior…os voy a contar su historia, que aunque larga es muy interesante y espero que a muchos os llegue a sorprender.

  • ***********************************************************

HISTORIA DE LA LATERIZACIÓN CEREBRAL , fuente de fobias
A través de varios estudios científicos, se ha comprobado la necesidad diferenciada de sexos como fin reproductivo, siendo este tras algunos incisos sobre lo que apoya, tal dimorfismo, pues no es cierto que haya asimetría morfológica entre los hemisferios. No hay pruebas concluyentes fehacientes. Sólo hay docenas de observaciones contradictorias. A veces se publica que hay asimetría morfológica, y a veces que no.
Lo único que ha sido comprobado, es a nivel reproductivo, siendo las hormonas las causantes de tal diferenciación, sin interferir en la capacidad de inteligencia, y por ende, en el cociente intelectual.

La inteligencia ha sido un factor fundamental para clasificar a las personas y justificar su posición social. Los modos de medirla han ido variando con el tiempo, así como fuente inspiradora de la linea argumentativa de ideales basados en fobias, tales como la misoginia, la homofobia, o la xenofobia.

Así, en el siglo XIX

Se la evaluaba en función del tamaño del cráneo y del volumen del cerebro.

Durante el siglo XX se modificó el método, empezando a aplicarse los tests de inteligencia. Lo que subyace a estas técnicas, según S. J. Gould, es el planteamiento erróneo de que la inteligencia es propiamente una entidad, una cosa unitaria.
 
Una vez rectificada la inteligencia, se comete una segunda falacia, explica el autor, que consiste en establecer una gradación numérica.
 De este modo, a cada individuo se le adjudica un número y se lo coloca en un lugar de la escala. Este procedimiento lleva siempre a descubrir que los grupos humanos (razas, clases o sexos)oprimidos y menos favorecidos son naturalmente inferiores y deben ocupar esa posición. Se concibe, entonces, la inteligencia como algo separado, medible, hereditario y, como tal, innato.

Continuamos tratando aquí, por tanto, con planteamientos biologistas.

CRANOMETRÍA (medición del cráneo )

En el siglo XIX, como acabamos de señalar, se llevaron a cabo una serie de mediciones para calcular el grado de inteligencia de distintos grupos humanos. En estas investigaciones destacó P. Broca, con el que la craneometría se fue convirtiendo en una ciencia rigurosa y respetable.
Según esta supuesta ciencia, el tamaño del cráneo y, con él, el del cerebro, estaba directamente relacionado con el nivel de inteligencia
de cada persona
Broca se documentó muy bien acerca de la diferencia de tamaño entre el cerebro masculino y el femenino, llegando a la conclusión de que el segundo era notablemente más pequeño. Era consciente de que había que tener en cuenta que los varones tenían en general un mayor tamaño corporal que las mujeres, pero, según decía, era evidente que éstas eran menos inteligentes. Por tanto, la distinta constitución física de las mujeres respecto de los hombres por sí sola no podía dar cuenta de las variaciones en el tamaño del cerebro. Sin embargo, Broca sí consideró el correctivo de la talla para mostrar que los alemanes no eran superiores G. Le Bon, psicologo francés discípulo de Broca, fue especialmente misógino, elitista y racista.

Según sus estudios, el volumen del cerebro de una mujer de raza blanca era semejante al de un varón negro. Los deterministas biológicos tienden a adjudicar rasgos semejantes a los diversos grupos humanos que consideran inferiores, justificando con ello que sus miembros ocupen escalafones bajos en la sociedad. Lo que llama la atención especialmente es que Le Bon, en su estudio de las civilizaciones y de las razas, que publica en 1894, llega incluso a reconocer que si los hombres tienen unas dotes intelectuales superiores a las de las mujeres, ello se debe a que han recibido educación y, posteriormente, se han ido transmitiendo hereditariamente de varón a varón estos avances adquiridos gracias a la instrucción. De ahí que en las razas inferiores las diferencias de tamaño entre cerebros según el sexo sean poco importantes. Esto se explica además porque en estos grupos las mujeres comparten los trabajos de los hombres, lo cual aumenta el volumen de sus cerebros y, con ello, su inteligencia. La mujer de raza blanca recibe, sin embargo, una educación que en lugar de desarrollar su inteligencia, la restringe. Pero esto ha de continuar siendo sí, afirma el científico, pues de lo contrario se pone en peligro la estabilidad social.

Los datos recogidos por estos científicos eran interpretados según sus creencias y conveniencias, pues si hubieran introducido los correctivos necesarios, ni siquiera hubieran podido afirmar con fundamento que el cerebro de los hombres es mayor que el de las mujeres.

Una muestra de que existió un gran sesgo en la valoración de esos datos lo tenemos en las conclusiones que sacó de ellos María Montessori, quien apoyó muchas de las tesis de Broca, pero no aceptaba las que se referían a la menor inteligencia de las mujeres. Según los cálculos hechos por ella, para los que tuvo en cuenta ciertos correctivos, los cerebros femeninos eran un poco mayores que los masculinos, por lo que afirmaba que las mujeres eran intelectualmente superiores a los hombres, que habían prevalecido únicamente por su fuerza física. De este modo, Montessori, al igual que los otros estudiosos, llegó a las conclusiones más acordes con sus propios deseos.

  • TEORIA DE LA LATERIZACIÓN HEMISFÉRICA

Además de investigar el volumen del cerebro en función del sexo, Broca localizó el centro del lenguaje en el hemisferio izquierdo, dando lugar con ello a posteriores estudios sobre la localización de las diferentes aptitudes. Se empezó a hablar entonces de dominancia hemisférica y de lateralización haciendo referencia a este fenómeno. Los nuevos descubrimientos que fueron apareciendo ya en el siglo XX iban mostrando que el cerebro del varón estaba más lateralizado que el de la mujer.
 Teniendo en cuenta que el fenómeno de la asimetría entre los dos hemisferios no se daba en los animales, se concluyó que el hombre estaba más evolucionado en ese sentido que las mujeres y que, por lo tanto, ejecutaba mejor las tareas intelectuales.Se calificó el hemisferio izquierdo como racional y consciente y el derecho como emocional e intuitivo. Considerando que la conexión entre ambos era mayor en las mujeres que en los varones, se dijo que éstas eran más irracionales, pues la parte emocional de su cerebro impregnaba la racional.
También durante el pasado siglo se llevaron a cabo investigaciones científicas que se centraban en las hormonas como responsables de estas diferencias. Las hormonas, se afirmó entonces, en diversos momentos del desarrollo del feto, masculinizan o feminizan el cerebro. .

El neuroendocrinólogo S. Goldberg en su obra “La inevitabilidad del patriarcado”, publicada por primera vez en 1974, explica que los hombres muestran desde muy pronto una fuerte tendencia agresiva y dominante y sitúa la causa de este fenómeno en la hormona propiamente masculina, es decir, en la testosterona. De este modo, el patriarcado se convierte en una estructura natural e inevitable en cualquier tipo de sociedad humana. El sexo en la sociedad es, para los deterministas biológicos que estamos viendo no sólo inevitable, pues las hormonas así lo ordenan, sino también socialmente funcional, como demuestra la cita de Le Bon
En la actualidad las investigaciones científicas parecen apuntar que, efectivamente, el cerebro es fuertemente influido por las hormonas sexuales (estrógenos y andrógenos) durante el período de gestación, lo que determina su estructura. De ahí, se afirma, que hombres y mujeres presenten diversas aptitudes. En este sentido, es ya un tópico señalar que las mujeres poseen más fluidez verbal que los varones, mientras que éstos son más aptos para determinadas tareas espaciales.

No se detectan diferencias en el nivel de inteligencia global, simplemente hombres y mujeres resuelven los problemas de distinta manera y activan zonas diversas del cerebro para realizar una misma función.

Cita TEXTUAL: http://www.aepc.es/ijchp/articulos_pdf/ijchp-76.pdf

— Para especies como la nuestra, en la que la única forma de reproducción es la
sexual, la selección por sexos ha generado dimorfismo sexual; cada individuo
para reproducirse debe ser macho o hembra. La diferenciación sexual es el
proceso mediante el que los individuos desarrollan un cuerpo, sistema nervioso
y conducta masculina o femenina.
Aunque el cerebro sea un órgano sexualizado, ello no implica que un tipo de organización cerebral sea mejor que el otro, ni que el sexo sea usado como
criterio fundamental per se para determinadas opciones profesionales y
ocupacionales

Señalando el matiz, que las diferencias son existentes como fines reproductivos y acercamiento y relación sexual.

DESDE EL PUNTO DE VISTA MÉDICO.

Os dejo la aportación de un Neurologo:

Hay suficientes pruebas de una especialización funcional asimétrica entre el hemisferio derecho y el izquierdo. Como en el 90% de las personas hay lo que se ha dado en llamar dominancia del izquierdo, se han recopilado algunas pistas de una posible predisposición genética elaborada depués durante el aprendizaje al crecer y madurar.
El cuerpo calloso no es más que una comisura. No es un cerebro, es una comisura (una estructura transversal que une derecha e izquierda). El que sea una comisura tan popular se debe a que es la más grande. Está formado por axones, es decir, por prolongaciones de neuronas, por las “fibras ópticas”, sólo transmite información, no la genera, no genera ideas, las transmite de un lado a otro y del otro al uno.

El tejido nervioso dentro del cráneo se llama encéfalo (como su nombre indica). El encéfalo está formado por el cerebro y el tronco encefálico y el cerebelo. El tronco encefálico está formado por mesencéfalo, protuberancia, bulbo raquídeo (y cerebelo, si se quiere considerarlo parte del tronco). El cerebro está formado por los hemisferios cerebrales y el diencéfalo. Los hemisferios cerebrales están formados por la corteza y los ganglios basales (los ganglios basales son lo que falla en la enfermedad de Parkinson). El diencéfalo está formado el tálamo (tálamo, epitálamo, subtálamo e hipotálamo) e hipófisis. La mayor parte de sustancia gris está en la corteza, que es enorme en el ser humano, y tiene todas esas cosas chulas: el lobulo frontal, el temporal, el parietal, el occipital, el hipocampo, etc. El tálamo es como un cerebro en pequeño, se supone que la corteza es como una expansión de tálamo.

Nadie ha contado el número de fibras que componen el cuerpo calloso, pero a ojo se estiman en unos 200 millones. Las neuronas de la corteza no se sabe cuántas son, quizá treinta mil millones. Se dice que en el encéfalo podría haber unos cien mil millones de neuronas. Las cifras van variando con los años, cuando estudié la carrera se estimaba el número de neuronas en la corteza en catorce mil millones. Nadie se pone a contarlas, se hacen estimaciones.

El cuerpo calloso, en los tratados de Neurología, se menciona casi de manera anecdótica, en algunos ni aparece, porque carece de interés clínico casi siempre. En algunos tratados de 1000 páginas apenas ocupa media página. La razón es que el síndrome por desconexión del cuerpo calloso en la práctica no se observa casi nunca, porque ninguna enfermedad lo produce. Y si alguna enfermedad incluye daño en el cuerpo calloso, la enfermedad suele ser tan grave que no hay oportunidad de ponerse a analizar si la persona tiene sus hemisferios desconectados o no. A algunas personas les cortan a veces el cuerpo calloso en intentos terapéuticos radicales raros, pero es algo rarísimo. por tanto, el cuerpo calloso apenas tiene interés práctico.

El interés del cuerpo calloso tampoco es excesivo en ninguna rama médica en particular. Los neuroanatomistas tampoco le dedican más interés que a cualquier otra parte del cuerpo. Si bien, se reconoce su interés desde el punto de vista filosófico, para mentes inquietas, pero nada más, dada la curiosidad que despierta el hecho de que haya una unión entre ambos hemisferios, que se supone que los integra y colabora en su funcionamiento como una unidad. Porque el cerebro funciona como uno solo, no como dos. El cerebro está activo todo él, y funcionando todo él como un sólo órgano, de un solo individuo, y de manera integrada de acuerdo con esa individualidad. La presencia de dos hemisferios no es enigmática, está en relación con el hecho de que poseemos simetría bilateral, éso es todo. Y es una suerte que haya cuerpo calloso que integre las dos mitades, de lo contrario difícilmente habría sido posible la integración de la conducta (y el pensamiento) individual con suficiente coordinación como para sobrevivir como especie (aunque no hay pruebas de lo contrario, por lo que esto es especulación).

Exagerar la importancia de la especialización funcional de ambos hemisferios está fuera de lugar, ya que el cerebro funciona integrado. No es cierto que en varones predomine un hemisferio y en mujeres el otro. Esa idea es imaginativa, pero carece de fundamento y lo que es más: carece de significado, no dice nada, es una afirmación vacía. Sería como decir que el ojo derecho ve el aura espiritual y el ojo izquierdo sirve para percibir la intención del interlocutor, sería imaginativo, pero intelectualmente pobre.

Sperry se ha hecho famoso aclarando la importancia del cuerpo calloso por la sencilla razón de que casi nadie se había ocupado de ello, y él se ocupó, y diseñó una serie de ocurrentes experimentos con los que demostrar la importancia funcional del cuerpo calloso que ya se sospechaba. Incluso ayudó a describir los síndromes de desconexión, como hecho anecdótico, ya que casi nunca se encuentran en la práctica clínica. Pero tiene interés filosófico (de hecho, Sperry demostró que tras la sección del cuerpo calloso, se podía tener dos conciencias subjetivas en un solo cuerpo, y ambas incompletas, claro, al faltarle la información del otro, por ejemplo, la no dominante aislada aparentemente carece de autoconciencia). La asimetría funcional cobró interés sobre todo desde los trabajos de Broca. Y es cierto que el hemisferio dominante (normalmente el izquierdo, incluso en zurdos) tiende a ocuparse del lenguaje verbal, las matemáticas y el pensamiento analítico, y es verdad que el no dominante tiende a ocuparse de la percepción no verbal, la música, el espacio. Pero es que en la práctica actúan integrados, de modo que lo del predominio de un cerebro y otro en varones o mujeres simplemente es inventado. Son afirmaciones dichas porque sí. Como si a alguien se le ocurre decir que cada día hay que beber dos litros de agua porque sí.
*********

CONCLUSIONES.

Lo dicho cualquier diferenciación de los cerebros en base a la inteligencia en cada género, solo es un argumento más para establecer la linea divisoria entre sexos a lo largo de una penosa historia; no solo las mujeres lucharon, evidentemente, el libre pensamiento, la cultura, una sociedad completa…y no, no creo en las diferencias pese a los dimorfismos cerebrales, porque hombres y mujeres juntos lucharon para conseguir lo que hoy disfrutamos mujeres como yo, tanto monta, monta tanto, unos como otros..
Los dimorfismos cerebrales son tan solo válidos para el tratamiento médico en disfunciones sexuales u otros campos de la medicina.
Lo único que se demuestra es que en la opción de como resolver un teorema una acción , pese a que usara diferentes habilidades o su lógica discurriera cerebralmente para realizarlo vías diferentes, el resultado sería el mismo. Pero esto es una tontería también si lo pensamos pues si ya de principio cada ser humano tiene una habilidad y una perspectiva de ver la vida y hacer la cosas, dependerá más de la destreza o habilidades aprendidas y su capacidad individual como ser humano.

Mientras convivamos con una palabra que tan solo marca la diferenciación como animales inteligentes y sociales que somos, con esa palabra impresa en nuestro cerebro, que se llama respeto y que tan solo dibuja un horizonte llamado libertad , amor. tolerancia, cultura y sobre todo procurar hacer más felices a quienes nos rodean intentando ser cada día mejor persona, sea hombre, mujer u homosexual. Nuestras diferencias nos complementan y son necesarias, pero la igualdad humana en el sentido de validez humana y o inteligencia jamás podrá medirse por el género si no por la capacidad, habilidades o inteligencia de cada individuo.
El idiota lo será toda la vida independiente que sea hombre, mujer, o gay .
Podrán ser buenos padres quienes sean capaces de educar a sus hijos y comprenderlos, independiente si la figura es paterna o materna o asexual , u homosexual. o cualquier raza
Amar, soñar, llorar, sentir, crecer,leer y cualquier acto humano que nunca nadie se olvide atañe a toda la humanidad y en eso exactamente somos igual de humanos.

Solo hay intereses del poder en buscar argumentos para crear odio entre seres humanos, porque divididos, somos más débiles y es más fácil dominarnos y suplir los vacíos emocionales con lo que los poderosos quieran.

Desmonta absolutamente todas las bases y estudios, hechas por los nazis, o por grupos que apoyan tanto el machismo,hembrismo, homofobia, misoginia y xenofobia, las bases basadas en argumentos que fueron desechados y que a sabiendas del sesgo sobre los estudios y posteriores estudios que lo desmentían, lo han seguido publicando HASTA LA MISMA ACTUALIDAD..increíble, pero cierto, muchos topicazos sacados de estos estudios, como se puede ver se desmontan en un periquete y lo que espero que sigan desmontando…pero todas esas fobias que vemos en la actualidad, están basadas en estos estudios falaces que omiten la gran mayoría de datos relevantes para fundamentar algo que no tiene justificación. Las fobias son enfermedades psicológicas, no ideologías, y ni mucho menos tienen argumentos biológicos en que basarse como se puede ver.

Espero que haya argumentado lo suficientemente bien y sólidamente para ver que cualquier odio o fobia no tiene justificación alguna, salvo la enfermedad y problemas emocionales de las personas que los sienten.

el ser humano…somos TODOS, HOMBRES, MUJERES de cualquier raza, por mucho que busquen diferencias, nuestras diferencias, nos hacen precisamente fuertes 
Otros enlaces para leer:

Para leer:
http://www.nodo50.org/mujeresred/historia-ee.html
http://www.helsinki.fi/science/xantippa/wes/wes21.html
http://www.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/comunicarte/2004/agosto.html

Bases psiconeuroendócrinas del dimorfismo sexual cerebral :

http://www.mednet.org.uy/spu/revista/dic2006/06_emc_02.pdf

Texto escrito por mi excepto las citas que señalo como apoyo a mis conclusiones

Anarxy

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.