Lo que tengo

No tengo cosas. Por ejemplo un amigo. Por ejemplo un amigo sin confianza. Por ejemplo la confianza de lo infinito. Por ejemplo el infinito con un amigo.


Tampoco nos pasemos de listos. No es cuestión de poner demasiados puntos o demasiados pocos. Quizá sea cuestión de seguir el camino, de subyugarse a la dictadura del deterioro, de lo inflamable por el tiempo y de aprender a señalar el cielo o la tierra mientras estás caminando.


A veces dudo, pero la alianza va en la mano izquierda porque está más cerca del corazón.


Por ejemplo una frase, por ejemplo un escrito. Por ejemplo el sentido que se pierde entre las frases. Por ejemplo la indecisión que cuelga en la espalda de las cosas que nunca he escrito.


Por ejemplo tú.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Ana Bartin’s story.