La pérdida de las lenguages originárias latino americanas

Con la llegada de los europeos en América Latina, una nueva tierra fue inventada. No se puede hablar de descobrimiento en una tierra ya povoada, pero de una creación occidental que cambió toda la história mundial por intera. Quando llegaran los colonizadores al Nuevo Mundo, se han traído muchas novidades que no eran ni piensadas por los nativos y que causaron grandes cambios en la vida del continente.

Três grandes crímenes pueden ser tipificados, siendo ellos el genocídio (contra ciertos grupos étnicos eliminados de muchas formas), el etnocídio (el rapto cultural y linguistico de los originários latinoamericanos), negando “a los indígenas el derecho à tierra que ya ocupaban y sus recursos naturales, el derecho al uso de su própia lengua y educación y lo derecho de hacer su historia colectiva con autodeterminación” (Baez, 2010: 133), además del memoricidio (la eliminación del patrimonio, sea él tangible o intangible).

En la cuestión de la lengua, más precisamente, la comprensión entre colonizador y nativo no era efectiva y el europeo no intentava comprender el indígena. Era muy dificil al dominador aprender la lengua del dominado, esto significaba una diminuición de su poder. Según el autor Stephen Greenblatt en el libro “Possessiones maravillosas: El deslumbramiento del Nuevo Mundo”, no entender la lenguagen indígena permitia una liberdad, hasta cierto punto agradábile, de interpretar los sinales del otro. Lo que el colonizador hacia era, en mayor parte del tiempo, asignar otro significado a las cosas que no conocían, cambiando todo el sentido de las palabras indígenas. Según esta imposición de una lengua nueva a otra ya conocida por los originários, se puede volver a la cuestión del etnocidio, donde los indígenas perdieron su cultura cuando el europeo vino colonizalos y vió lo indígena como tábula rasa, sin alma, listo para ser construído.

Quando llegaron en Latino América los padres jesuítas, intentaron aprender el Tupi para que pudiesen hablar con los nativos y obter mejor comprensión. Aprendieron el idioma originário para enseñar el español (o portugues) con más facilidade, ya que así los indígenas podrian tener más confianza en esses padres colonizadores disfarzados de hermanos. También enseñavan a algunos nativos en especial el español (o portugues) para que se tornasen tradutores e intérpretes y ayudasen en la hora de la traducción y comprensión con los otros.

Hoy en dia, en América Latina, los principales idiomas son el español y el português, que se quedaron como las lenguas oficiales de casi todos los países del continente, después del período colonizador. Los idiomas utilizados por los pueblos originários, tales como el guarani, el aymara, quechua, náhuatl, el maya y la lengua mapuche, se quedaron casi “adormecidos”.

Cuando un idioma adormece, se pierde tambiém una forma de ver la vida, una cultura y modos de vida; la forma de expresión de un pueblo cambia y la identidad se muere poco a poco. Existen en el continente 420 lenguas ameazadas, de acuerdo con el Atlas Mundial de Unesco de las Lenguas en Peligro. La organización calcula que existan entre 8,5 milllones y 11 millones de personas que hablan estos idiomas. Sin embargo, intentase protegelas y hacer la manutención para que no se percan totalmente, siendo que son patrimônio arqueológico de América Latina y se tornó obligatório este restauro.

En Peru, el quechua y el aymara son lenguas consideradas oficiales, pero son utilizadas secundariamente. En práctica, son reconocidas solamente para que sean utilizadas dentro de las comunidades indígenas. En Paraguay, el guaraní es la segunda lengua oficial, siendo que 60% de la población paraguaya habla el idioma, haciendo con que el español sea más utilizado en cuestiones más formales.

En Brasil, que es el país con mayor variedade lingüística en América Latina, existen registros de la existencia de 1200 lenguas originárias. Hoy, son encontradas apenas 190 lenguas, donde casi 10 estan ameazadas, principalmente en las regiones Norte y Centro Oeste.

La cuestión del guarani

Los pueblos guaranis son uno de los muchos pueblos originários que exisitian en Latino América antes de la colonización. Un pueblo muy extenso, dividido en varios como los Ñandeva, Kaiowá y Mbyá (entre otros), que sobrevive, con sus percances, hasta hoy principalmente en Brasil, Paraguay y Argentina, con cerca de 65mil membros, una configuración resultante de todo el camino ya percorrido por este pueblo. Hoy, habitan pequeñas “islas” tekoha y en su territorio pueden continuar sus tradicciones y ser guaranis, lo que es considerado increíble, porque mantener una lengua originária hasta los dias de hoy con la misma fuerza con que el guarani es mantido no es una tarea fácil de ser hecha.

El pueblo guarani es hoy muy depreciado. Todos los problemas de los guaranis — sean ellos economicos, educacionales, culturales o demograficos — están relacionados con la cuestión latifundiária, donde los indígenas son retirados de sus tierras por los dueños de agronegocios, que necesitan de ellas para sus plantaciones. La presencia colonial, hasta los dias de hoy, es la mayor causa de esta territorialización exclusiva, donde la antigua sociedad indígena no encontra más lugar para sus prácticas culturales en una América eurocentrica que también se encuentra en el contexto de la globalización.

Es probado que los guaranis no tuvieron una gran participación en las formas de trabajo compulsivo durante la colonización, entonces pasaron a conocer los perjuicios de este período después de la mitad del siglo XX, cuando empezó la tomada de sus tierras de manera más fuerte por los fundiarios y empezaron a sentir la globalización que no permitió que se quedasen de la misma manera como eran en su formación original como pueblo.

***

Así, se sabe que el capitalismo está directamente ligado con todos los problemas que los guarani viven en los dias de hoy: sufren diariamente con invasiones territoriales y asesinatos por una sociedad que quiere tornarlos invisibles. Sin embargo, ellos resisten y aún existe la continuidad y lo intento en mantener estos pueblos, traendo debates juridico-antropologicos además de las luchas indígenas por sus própios derechos.

En fin, los pueblos guarani hasta hoy sobreviven y aún que no sean los mismos que antiguamente, están ahí para cuentar sus historias y mostrar que el Latino América no se murió completamente con la colonización, a pesar de todo el genocídio y el etnocído que se sucedieron en el continente, mas que lucha por ocupar su lugar merecido.