Ideas generales sobre depresión

La depresión no es ‘estar triste’. Es una enfermedad mental y debe ser tratada desde una perspectiva médica principalmente. Esta perspectiva médica se puede ayudar de otros mecanismos para hacerla llevadera.

Estar triste no es tener depresión. 
Tener hueva no es tener depresión. 
Estar desmotivade un día no es depresión.

No se quita nomás “echándole ganas”. No sean mierdas, no le digan eso a sus amigues deprimides.

La depresión se manifiesta en grados y con síntomas distintos para cada quien. Algunos síntomas: pérdida de apetito, insomnio y/o somnolencia, irritabilidad, hábitos obsesivos irregulares, ansiedad social, ataques de pánico, pensamientos negativos y desmotivación.

La depresión no se autodiagnostica. Si de manera crónica tienes algunos (o todos) de estos síntomas, acude al médico. Como con cualquier enfermedad, tu médico tendrá que examinarte. Es posible que no obtengas un diagnóstico en la primera cita.

Está probado que una dieta baja en azúcares ayuda a la depresión. También hacer ejercicio y que te dé el sol. Estas cosas ayudan, pero usualmente cuando tienes depresión comer bien y levantarte a ejercitarte se vuelven tareas muy difíciles.

La depresión es una enfermedad crónica y debe tratarse principalmente desde la medicina, pero tratarla médicamente no quiere decir que las drogas psiquiátricas sean obligatorias.

Las drogas psiquiátricas no son mágicas. No quitan la depresión, pero pueden ayudar a mejorar síntomas. 
Las drogas psiquiátricas afectan de manera distinta a cada quien, no hay una regla y es una cuestión de prueba y error, SIEMPRE guiada por une psiquiatra. Si a ti te funciona meditar, boxear, cantar, hazlo. Cualquier mecanismo para lidiar con la depresión de manera sana es bueno. Pero se vale que haya personas que necesiten fármacos para poderse levantar de la cama.

La gente con depresión no manifiesta los mismos síntomas todo el tiempo. Pueden tener momentos de euforia y lucidez y felicidad absoluta. Y al par de horas pueden sentir que se quieren morir. No nos juzgues por nuestro ánimo.

Si crees tener depresión: 
Platícalo con alguien, idealmente una persona capacitada para dar apoyo médico (terapeuta/psiquiatra). Si no tienes acceso, intenta buscar a une amigue en quien confíes y sepas que es una persona sensata. 
Busca tener una red de apoyo.

Si conoces a alguien con depresión: 
Hazle saber que estás ahí para apoyarle. No le juzgues. Busca literatura que te ayude a entender lo que está pasando. Dale espacio para que pueda asimilar su enfermedad. 
Apoya sin intrometerte, pregunta cómo está sin interrogarle.


Texto hecho con base en lo que yo he aprendido sobre depresión tras haber sido diagnosticada hace tres años. He leído mucho al respecto y yo misma estoy atravesando un periodo difícil. No soy terapeuta ni psiquiatra y no pretendo serlo.