Note to self #4928

y es que las cosas se acaban, a veces. Aunque te cueste entenderlo, no porque no seas lo suficientemente lista, sino porque no lo quieres entender, porque asimilar implica aceptar, y aceptar implica ceder.

y es que no te gustan los finales, nunca. Aunque tú los elijas, aunque casi siempre aferrarse duele más, porque aferrarse quiere decir que al menos tienes algo de qué sostenerte, algo qué sujetar, y un final casi siempre implica soltar.

y es que te desquicia el olvido, desde siempre, para siempre. Porque te recuerda que eres ante todo, intrascendente; que tus acciones, sentimientos e intenciones, terminan siendo nada.

y así pasa, como todo, como siempre, todo pasa.

y aunque duela, como todo, como siempre, todo siente.