Hola

Estoy sentada frente a ti, en un ambiente de los años 20´s jugando a tomar bebidas exóticas como harían los grandes escritores, o tal vez solo hemingway, a quién siempre imagino en un bar, como en “París era una fiesta”.

Nuesta ciudad es nuestra fiesta, hemos logrado conocer los rincones perdidos, escondidos y más vistos de esta ciudad. Tenemos secretos en lugares secretos que nadie podrá tener. Verdes, blancos, negros, colibríes, calles ideales, edificios antiguos, cerveza, mezcal, prosecco y lo de siempre.

Hemingway, Dalí, Keats, nos saludarían con una reverencia, quitándose el sombrero o solo bajando la cabeza y soltándonos una mirada en expresión de camaradería.

Nuestros secretos han alimentado mi motor de aventura, de límites, de una vida fugitiva en los años 20´s. llena de excesos controlados, de grandes significados en minimos detalles, desde un escarabajo a una flor aplastada en un cuaderno.

Somos las historias que nos gusta leer, las historias que vemos y nos duelen, somos esa historia que nos gusta contarnos y que alguien ha soñado.

Somos nuestra propia loca historia.

Like what you read? Give Anastasiaconrad a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.