Participación ciudadana

En Jalisco, el día 30 de agosto quedó instituido hace algunos años como el día de la participación ciudadana. Las conmemoraciones adquieren sentido a través de las personas y su ejercicio de reflexión individual y en colectivo. Hay muchos motivos para reconocer batallas ganadas y con ello también algunos pendientes en el tema de la participación ciudadana.

En Jalisco hemos demostrado que la voluntad de las personas es capaz de imponerse ante los intereses de los grupos de poder, y que la insistencia y presión de los ciudadanos en legítimo ejercicio de sus derechos políticos rinden frutos. Jalisco fue el primer estado en aprobar, gracias a la presión de los ciudadanos, la iniciativa #SinVotoNoHayDinero que este lunes la Suprema Corte de Justicia declaró constitucional. La movilización alrededor de #SinVotoNoHayDinero nos mostró capaces de transformar la indignación en acción, el descontento ante el sistema de partidos que falla en cumplir su misión fundamental, la representación, en propuestas de cambio.

La participación de los ciudadanos jaliscienses está también presente en actos fiscalizadores: los ciudadanos organizados vigilaron de cerca la designación del Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos. No fue electo el mejor perfil pero la presencia de los ciudadanos logró que la convocatoria se extendiera en todos los municipios del estado, se inscribieran perfiles altamente calificados y se socializara todo el proceso como ejercicio pedagógico y de empoderamiento. La decisión de los diputados fue sin duda mucho más complicada para optar por un perfil a modo y también muchos más altos los costos que ahora sufren como consecuencia de su decisión.

La respuesta a la convocatoria para integrar la Comisión de Selección del Sistema Estatal Anticorrupción es otro gran ejemplo de cómo los ciudadanos están dispuestos a participar y tomar responsabilidad de las decisiones sobre lo público. El Sistema Anticorrupción es por sí mismo la respuesta a la demanda de ciudadanos que insistieron desde el inicio de este sexenio en la importancia de transformar la lógica de combate a la corrupción iniciando con lo más elemental: definirla en las leyes y entenderla como un entramado.

La Comisión de Selección es el primer paso para que comience a funcionar el Sistema Anticorrupción en nuestro estado y 51 ciudadanos, la mayoría de gran capacidad y reconocimiento público como rectores de las principales universidades de Jalisco, académicos, activistas y líderes en el ámbito empresarial, accedieron a ocupar un cargo honorario. Los aspirantes, al levantar la mano, demostraron que los ciudadanos están dispuestos a entregar su parte para resolver los problemas que nos son comunes.

Hemos comenzado a utilizar en Jalisco algunas formas de participación directa que se han creado en la ley, de otras aún nos falta apropiarnos. La primera consulta popular, la consulta sobre la ciclovía en Marcelino García Barragán, nos deja aprendizajes sobre aquello que puede someterse a consulta, pero una participación de 22 mil personas nada despreciable. Vimos cómo los ciudadanos participan, levantan la mano y se movilizan con temas como la construcción de ciudad.

El debate que se generó en torno a la consulta y también en torno a la ratificación de los alcaldes es otra muestra de la efervescencia social, que a su vez se enriquece con el intercambio de ideas. Los jaliscienses hemos tenido en un periodo de dos meses la oportunidad de emitir nuestras opiniones frente a dos temas distintos y ello, romper la democracia delegativa que solo escucha a los ciudadanos durante los procesos electorales, es sumamente valioso. Queda pendiente, y es parte de los aprendizajes, apuntalar con estos ejercicios con reglas claras que den certeza de su rigor e imparcialidad.

Wikipolítica Jalisco ha convocado al festival La Ocupación que se inaugura hoy por la noche y se extiende hasta el sábado. La cartelera es una muestra de la diversidad de colectivos y organizaciones presentes en el estado que utilizan la comedia, el periodismo, las tecnologías de la información o las acciones en los espacios públicos para atender temas como el acoso, la inclusión de personas con discapacidad, la vivienda, el derecho a la información, la movilidad o el cuidado medioambiental, por mencionar algunos.

La sociedad jalisciense puede presumir, en el día de la participación ciudadana, que en tan solo un año la baraja de logros alcanzados es grande y diversa. El escenario es sumamente esperanzador, y lejos de invitarnos a cruzarnos de brazos nos compromete con lo que sigue: podemos lograr más.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.