Acción y Reacción

Una vez más aquí me encuentro enfrentándome a la gran tarea de escribir y, como de costumbre, no tengo idea de cómo empezar, para lo cual tampoco tengo una taza de café a mi lado para poder inspirarme y dejar que las ideas fluyan de una tecla a otra, así que opté por escuchar el concierto de Tay Swift The 1989 World Tour para poder escribir.

Welcome to the 1989 World Tour and my homework

Con respecto a mi comentario anterior (el concierto de Tay), agradecería que no emitieran ninguna opinión, crítica, comentario, sentimiento o predisposición hacia mí y lo que voy a escribir, ya que está estrechamente ligado con lo que les acabo de decir.

La reacción de varios al escuchar Taylor Swift

El tema del día de hoy son solo dos palabras y no, no son opinión pública (ya tocamos ese tema), en esta ocasión son opinión y actitud, y ahora sí, a entrar al tema.

Estas dos palabras, a simple vista, pueden parecer incluso sinónimos, pero si pensamos un poco, podemos llegar a la conclusión de que cuando emitimos alguna opinión sobre alguien o algo, dejamos ver nuestra actitud al respecto… Puede ser ¿no? Pero a pesar de que estas dos palabras estén estrechamente relacionadas, no son lo mismo. Pueden ser complementarias, pero una no sustituye a la otra, así que empecemos por establecer las diferencias entre estos dos términos.

Para poder tener definiciones bien establecidas y no simplemente hablar por hablar, le cederé, por un momento, la escritura a (Price, 1992, pág. 71) quien menciona que “[…] las opiniones se han considerado como respuestas verbales y observables ante un tema en cuestión, mientras que una actitud es una predisposición o tendencia psicológica encubierta […]”. Algo aún más concreto, la opinión está en el campo cognitivo, mientras que la actitud en del afecto.
Por otra parte, está Thurstone quien menciona que “la actitud es una disposición latente para responder a una situación de una manera dada y la opinión es la repuesta misma”.

Traduciendo esto al castellano, la actitud es la reacción, de agrado o desagrado, que podemos tener, con base en disposiciones de manera inconsciente y la opinión es el juicio o pensamiento que generamos, de manera consciente.

Uniendo mi comentario del inicio (del concierto) con lo expuesto, puede ser que alguien cuando leyó que estaba escuchando un concierto de Taylor Swift para poder escribir, su primera reacción haya sido de desagrado y de manera inmediata, tal vez, haya dejado de leer, porque cuánto más puede aportar alguien que está escuchando eso para escribir (gracias por generar tanta polémica Tay), pero si después de eso siguió leyendo, pudo generar un pensamiento o idea sobre el artículo o incluso con solo leer eso pudo pensar algo, aunque no sea lo correcto, por lo tanto, la reacción y posición inmediata que se tuvo es la actitud y el proceso de raciocinio y conclusión es la opinión.

Es por esto que la mayoría tiene una actitud de desagrado hacia Taylor

Cómo pueden notar, y lo mencioné al inicio, opinión y actitud están relacionados, pero una no deshecha a la otra. Ahora bien, de seguro se preguntarán ¿Ana y esto qué tiene que ver con todos tus rollos pasados de la opinión pública? Y la respuesta es simple, la opinión y la actitud se desarrollan con lo que leemos, escuchamos y vemos día a día, nos empujan a no ser indiferentes ante los aconteceres de nuestro día a día, a lo que pasa en nuestra sociedad y esos temas más frecuentes son los que corresponden a la opinión pública y logran que tengamos opiniones individuales y reacciones, de manera inconsciente, ante ciertos temas o personas.

Estos dos conceptos en opinión pública son importantes, porque gracias a ellos, los medios o figuras con poder, pueden manipular a la sociedad para que actúe, piense y reaccione de determinada forma, porque son moldeadores, tanto en lo afectivo como en lo cognoscitivo.

No obstante, hay que saber diferenciar un concepto de otro, porque no es lo mismo opinar que una actitud, como ya se mencionaron anteriormente las diferencias.

Poniéndolo un poco más simple y entrando un poco al campo de la física, en especial de Newton: “a toda acción corresponde una reacción, de igual o mayor intensidad”. Traducido a este campo, la acción es la opinión pública y la reacción es la opinión de cada uno de nosotros y la actitud que tengamos gracias a esa acción.

Referencias

Price, V. (1992). Opinión Pública.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.