El 3 x 10 de la Regla

Tenía tantas ganas de seguir escribiendo que me echaré otro artículo por puro gusto… No es cierto, la verdad es que tenía que subir dos esta semana, entonces mejor aprovecho que la inspiración llegó (creo) y lo hago de una vez.

En esta ocasión quiero presentarles a Paul Saffo, es el director del Instituto para el Futuro y sino saben quién es pues apliquen la Google, porque intentaré no desviarme en esta ocasión.

No, él no es Paul, pero está relacionado con el Instituto para el Futuro (quién vio la película entenderá el chiste)

Paul Saffo desarrolló una teoría conocida como Regla de los 30 Años, esta teoría dice que “se necesitan alrededor de 30 años para que una nueva tecnología sea adoptada por completo por una cultura”. Lo sé, 30 años puede sonar como mucho, pero la realidad es que no es tanto, los primeros años pasan en un abrir y cerrar de ojos, y cuando uno se da cuenta ya va por los 30 (es mi justificación después de los 20 y tantos).

Él si es Paul Saffo, mucho gusto

Don Saffo fundamenta su teoría en que durante los pasados 5 siglos el ritmo de cambio siempre ha sido de 30 años y quien esté en oposición puede redactarle un correo y le argumento su teoría, pero no lo recomiendo.

Esta teoría está dividida en tres etapas, cada una tiene una duración aproximada de 10 años. En la primera etapa, Saffo menciona que “hay mucha excitación, desconcierto, pero no mucha penetración”. Como cuando compras algo, estás muy emocionado, pero no exploras por completo todo lo que puede hacer.

En la segunda etapa se tiene un mayor flujo, ya que la penetración comienza a profundizar en la sociedad, para dar paso a la tercera etapa, las reacciones ante la tecnología.

Relacionando la Regla de los 30 Años con el tema anterior (el internet y más que nada la Web 2.0), considero que la primera etapa ya se cumplió, esa etapa en la cual era una novedad y todos estaban emocionados por esta nueva herramienta que poseía información, pero era como un outsider, de cierta forma no pertenecía a nuestra forma y estilos de vida, a nuestra cultura, sin embargo, ahí estaba.

La segunda etapa ya está presente, ese momento en el cual se profundiza y se hace parte de nosotros y nuestra manera de vivir, lo cual es plenamente visible en nuestro día a día. El internet, la Web 2.0, son parte de nosotros, de la manera en cómo nos relacionamos e interactuamos, la forma en cómo nos desarrollamos y prácticamente ya es parte de nuestra cultura.

La tercera etapa siento que está en su desarrollo, porque aún no sabemos todo lo que puede alcanzar esta red y las evoluciones y desarrollos que puede tener con tal de permanecer actualizado y no quedar obsoleto.

Creo que este es el artículo más corto que he escrito, pero es algo sumamente sencillo de entender y más aún, porque podemos verlo en nuestro día a día y podemos comparar cómo era nuestro desarrollo (tanto individual como grupal) en el internet antes y ahora.

Ahora sí, hasta la próxima semana y le corto a mi inspiración.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Ana Vero Medina’s story.