La opinión pública

La opinión pública ha existido desde los inicios de las primeras comunidades y pueblos con algún tipo de autoridad. Es la participación y contestación de un grupo sobre asuntos públicos.

Para Platón la opinión de una persona no era ciencia sino una creencia, la cual caía entre el conocimiento y la ignorancia, lo definía como un semi-saber basado en impresiones y experiencia humana, mientras que Aristóteles creía que no era un conocimiento a medias sino un saber posible.

Siglos después (1851) autores como el inglés Constant y el francés Guizot enfatizaron la función política de la opinión pública, en ella se podía medir el apoyo de los ciudadanos al gobierno, comprometiendo a los ciudadanos a participar activamente en la política y temas de interés popular, poniéndolos a discutir, reflexionar y manifestar opiniones.

En el libro “Sociología de la opinión pública” (1990), Enrique Martín López define la opinión pública como un conjunto de ideas y posturas populares a partir de las cuales se elaboran principios y reglas para enjuiciar acciones de integrantes de la comunidad, es decir, funciona como código moral.

En mi opinión, creo que varios de estos autores están en lo correcto, la opinión pública es un compromiso de cada integrante de una sociedad, que tienen la responsabilidad de informarse, reflexionar y opinar al respecto, para quedar en algún tipo de acuerdo ya sea moral, social o político, a favor de su comunidad.

Un ejemplo es como en las redes sociales nadie se toma en serio al presidente Peña Nieto, haces muchos memes de él y al público le agrada porque lo consume y comparte. Aunque lamentablemente todo concluye en burlas y no en hacer un cambio real y necesario en nuestro país.