Isabel Matute: “Con un pie movíamos la máquina y con otro la mecedora del bebé”

Más de 200 trabajadoras del calzado se alían en Elche para exigir mejoras en sus condiciones laborales

Andrea Giner Morcillo|Raquel Armero Serrano

Las horas son eternas, las máquinas no dejan de funcionar, las ojeras de los trabajadores cada vez son mayores y el tiempo legal para poder conseguir un ingreso digno es excesivo. No es una historia de miedo, es una realidad a la que se enfrentan día a día muchos ilicitanos. Elche cuenta con más de 200 aparadoras que trabajan sin contrato y sin protección. Es iluso pensar que lograremos sacar a la luz toda la economía oculta, pero sí podemos y debemos mejorar este hecho entre todos.

Cada Jueves de la semana las aparadoras de Elche se reúnen en la plaça de Baix para defender sus derechos/Raquel Armero Serrano

Desde hace 40 años, las aparadoras desarrollan su labor en sus propias casas, talleres clandestinos y fábricas durante jornadas interminables de trabajo en la máquina de aparar, cosiendo las piezas del zapato por apenas unos euros. Todo ello, lo hacen de forma invisible, desde el anonimato, sin contrato, sin derechos y, ahora, sin una pensión digna.

Actualmente, en la provincia de Alicante existen 8.000 personas dedicadas a la industria del calzado. Las mujeres aparadoras y trabajadoras del sector del calzado, víctimas de la precariedad y la economía sumergida revelan que mientras movían la máquina de coser con un pie, con el otro mecían a sus hijos. A día de hoy han dicho «basta», para comenzar una lucha que aseguran, seguirán hasta el final.Las aparadoras han tomado recientemente el ejemplo de las «kellys» de Benidorm y han comenzado a organizarse para reivindicar su papel.

Declaración Isabel Matute: https://soundcloud.com/user-970903388/isabel-matute-3-declaracion-titular

Según el estudio sobre la economía sumergida de la Universidad de Alicante, el 88% del trabajo de las aparadoras se realiza al margen del sistema legal, mientras que frente a los 1.542 hombres que trabajan sin contrato laboral en el sector, hay hasta 7.332 mujeres que no tienen contrato.

Una de las impulsoras de la Asociación de Aparadoras y Mujeres Trabajadoras del Calzado de Elche es Isabel Matute, que a sus 58 años, lleva trabajando desde los 14 en el sector, aunque sólo cuenta con seis años cotizados de los 42 trabajados , ya que la mayor parte lo ha hecho desde su casa y sin contrato de trabajo “Nosotras hemos estado ausentes para nuestras familias, nos veían, pero no estábamos” asegura.

Declaración Isabel Matute:
https://soundcloud.com/user-970903388/isabel-matute-2-declaracion-1

Este grupo, que comenzó hace apenas siete meses con una veintena de personas, ya se ha traducido en más de 200 personas que piden que se reconozcan las enfermedades típicas por su trabajo, como problemas de espalda, cervicales, varices por la mala circulación y problemas en la vista. “Como no hemos tenido contrato, lógicamente no hemos podido demostrar las enfermedades a causa del trabajo realizado”, asiente Matute. Además, exigen contratos y salarios dignos que faciliten la conciliación familiar y laboral.

Declaración Isabel Matute: https://soundcloud.com/user-970903388/isabel-matute-1-declaracion

Isabel Matute: “Nuestra alterativa es lograrlo aunque nos cueste la vida, porque como no tenemos nada,no tenemos nada que perder, no vamos a parar”

Las aparadoras pasan alrededor de 10 y 11 horas frente a las máquinas de coser cobrando 24 euros al día. Algunas de ellas señalan que hace 20 años cobraban el doble. Han sido las olvidadas, el último eslabón de la cadena, no han existido durante un largo tiempo, nadie ha hablado de ellas. Ya no se habla de precariedad laboral, sino de esclavitud. “Nuestra alterativa es lograrlo aunque nos cueste la vida, porque como no tenemos nada,no tenemos nada que perder, no vamos a parar” afirma Isabel.

Declaración Isabel Matute: https://soundcloud.com/user-970903388/isabel-matute-4-declaracion-1

Puri y Teresa llevan 38 años trabajando en el sector del calzado, a día de hoy no ven segura su pensión| Andrea Giner

Hace unos meses, el Ayuntamiento de Elche puso en marcha la Mesa de la Economía Sumergida, un espacio formado por representantes sindicales de la patronal y entidades de la ciudad para hacer un frente común contra esta lacra social.

El número de ilicitanos en paro aumenta hasta las 78.104 personas, de los que el 40.38% son hombres y el 59.62% mujeres

En Elche, con una tasa de paro registrado de 78.104 personas, de los que 31.540 son hombres el 40.38% y 46.564 mujeres el 59.62%, el problema no es solo la falta de trabajo, sino también la calidad del empleo. Actualmente, existen personas trabajadoras, que por varias razones, sufren procesos que conllevan inseguridad, incertidumbre y falta de garantía en las condiciones de trabajo.

Desde CCOO se está prestando especial atención a las aparadoras de la ciudad. Pues éstas, han estado durante muchos años trabajando de manera irregular sin contar con un contrato que justifique la labor realizada durante todo este tiempo.

“Hay gente en la industria del calzado que hace horas extra, ya que es una cosa que está asimilada desde hace tiempo, que es algo ya normal” aclara Pablo Serrano, uno de los miembros de CCOO. Cuenta que existen varias ramas de actuación para combatir la precariedad laboral. Primero, las personas acceden al sindicato a través de denuncias,tras verificar que éstas han estado trabajando sin contrato, se comienzan a tramitar las denuncias, aunque el proceso es mucho más largo y complicado de solucionar.

Declaración Pablo Serrano: https://soundcloud.com/andrea-giner-morcillo-402636649/pablo-serrano-3-declaracion

“El paro está bajando en la ciudad, pero el empleo es precario”. Serrano asegura que están trabajando a través de varias campañas contra la precariedad laboral, campañas para difundir la juventud trabajadora, que no se cumple como materia de contrato y derechos. Los ilicitanos ven normal la economía sumergida, pero después un gran porcentaje de ellos piensa que todos deberían pagar los impuestos.

Declaración Pablo Serrano: https://soundcloud.com/andrea-giner-morcillo-402636649/pablo-serrano-1-declaracion

“Al final, a la empresa le interesa que el trabajador esté en precario, que no conozca sus derechos porque eso significa que esté más cubierto por salarios e indemnizaciones, pues hay de todos los colores” afirma Pablo. Durante muchos años ha habido gente trabajando sin contrato, personas que han despedido y al no tener copia del contrato se han encontrado con una mano delante y otra detrás, es decir despedidas y además sin poder contar con su finiquito correspondiente.

Tenemos una huida del derecho del trabajo que es intolerante. Las condiciones de trabajo de las aparadoras ilicitanas, no se corresponden a las de una sociedad del siglo XXI, ni a la de una ciudad perteneciente a Europa.

Declaración Pablo Serrano: https://soundcloud.com/andrea-giner-morcillo-402636649/pablo-serrano-4-declaracion

Audio completo de Isabel Matute: https://soundcloud.com/user-970903388/entrevista-a-isabel-matute

Audio completo de Pablo Serrano: https://soundcloud.com/user-970903388/entrevista-a-pablo-serrano