Hasta llegar a la profundidad.

Para comenzar a entender el tema, es necesario dividir los dos tipos de investigaciones.

La cuantitativa se encarga de técnicas que normalmente estudian a grandes grupos y se basan en estadísticas, números, encuestas y porcentajes, a diferencia de la cualitativa que no profundiza mucho, y se enfoca más en las cualidades y percepciones de los individuos o grupo.

Curiosamente este semestre llevo la materia de investigación cuantitativa, al igual que la investigación cualitativa, factor que me ha ayudado a entender con más facilidad el pensamiento y acciones de Vincent Price y todos los interesados en el ámbito del estudio de la opinión pública por medio de investigaciones.

Definitivamente no es igual hacer una investigación con estadísticas súper sencilla para un grupo de personas que enfocarse solo en la opinión de una. Algunos investigadores se dieron cuenta que podían describir más que la opinión colectiva, y se empezaron a enfocar en determinar opiniones individuales, lo que hacía las investigaciones más profundas.

Sin embargo, la investigación profunda requiere de un esfuerzo y dedicación más elevada; es un trabajo de varias sesiones y no es fácil abarcar a la opinión publica entera, pues es una dimensión demasiado grande.

Como bien dice Vincent Price, es válido hacer encuestas para recolectar los datos en estudios de la población general, pero no se debe hacer solo eso, si no igual individual, y la manera de elegir a qué individuos para que el trabajo sea posible y no sea una investigación infinitamente larga, se aplica a personas en altos puestos que puedan “opinar” a nombre de la empresa o grupo, como el jefe de algún periódico importante, por ejemplo.

En conclusión, creo que ambos tipos de investigaciones son complementarias, mientras la cuantitativa se enfoca en buscar resultados concretos y muy cuadrados, la cualitativa busca la parte humana. Creo que es mejor hacer una investigación a profundidad que una encuesta normal, porque los resultados van a ser más reales y sinceros.

Like what you read? Give Andrea Lizarraga a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.