“La 4ª Revolución Industrial es una forma de tener discusiones sobre el futuro”: WEF

Para poder construir un mejor futuro, las conversaciones deben ir más allá de las tecnologías emergentes que para muchos parecen de ciencia ficción y debatir sobre las consecuencias, positivas y negativas, que podrían tener para los sistemas sociales, políticos y ambientales.

Nicholas Davis, Jefe de Sociedad e Innovación y miembro del Comité Ejecutivo del Foro Económico Mundial, lideró la conversación con diversas personas de Medellín interesadas en la 4ª Revolución Industrial.

“La más grande injusticia social de las Revoluciones Industriales es que la mayoría de las personas en el mundo no han experimentado sus beneficios”, dice Nicholas Davis, Jefe de Sociedad e Innovación y miembro del Comité Ejecutivo del Foro Económico Mundial. Para él, la discusión sobre una Revolución Industrial -y ya se habla de la Cuarta- no se debe quedar en las tecnologías, si queremos en el futuro evitar los errores del pasado.

Cualquier tecnología, al ser adoptada por la sociedad lo cambia todo de formas al principio impensadas. No son solo las herramientas y no es solo la industria la que se ve impactada. Con las máquinas y con los combustibles fósiles comenzó una migración de las personas hacia las fábricas y hacia las ciudades, lo que trajo beneficios y nuevos retos. Con la electricidad y con las comunicaciones llegaron nuevos cambios y más tarde, con los computadores y el internet, comenzó una revolución digital con pros y contras que todavía hoy son motivo de discusión. Ahora, sin siquiera acomodarnos bien ante lo que ha pasado y sin que estas “revoluciones” se sientan igual en todas partes o para todas las personas, el consenso es que debemos continuar buscando soluciones a retos complejos del presente, pero al mismo tiempo debemos pensar en el futuro y en tecnologías emergentes que a veces parecen ciencia ficción, pero que permiten reflexionar como sociedad, incluso como humanidad.

Fuente: http://www3.weforum.org/docs/WEF_Future_Preparedness_Conceptual_Framework_Measuring_Country_Performance_White_Paper_2017.pdf

“Dime cómo se verá el futuro”, “Dime qué pasará”, esas son las preguntas que dice Nicholas Davis que escucha de la mayoría de los principales líderes políticos y económicos del mundo en los más diversos escenarios. En Medellín, durante un conversatorio organizado por Global Shapers Medellín, con el apoyo del Impact Hub Medellín y de la Universidad de Antioquia la respuesta fue clara: “Nadie sabe porque depende de nosotros crear ese futuro”.

Autoridades municipales y nacionales, diversos líderes de universidades públicas y privadas, emprendedores en diversos sectores, académicos y líderes sociales pudieron participaron de esta conversación. Crear el futuro, implica conversar y debatir sobre el futuro que queremos, empezando a construir desde el presente. “La capacidad más importante es la habilidad de tener estas conversaciones y tenerla en múltiples niveles”, enfatizó Nicholas, quien dejó algunas sugerencias para que en Medellín y en Colombia continuemos esta conversación y juntos construyamos un mejor mañana para todos:

Facebook Live: https://www.facebook.com/daniel.escobargiraldo/videos/10217233047594712/

De izquierda a derecha: Diego Bustamante, Community Lead, Regional Strategies for Latin America, World Economic Forum; Nicholas Davis, Head of Society and Innovation, Member of the Executive Committee, World Economic Forum; Andrés Felipe Vera Ramírez, miembro de Global Shapers Medellín.

Highlights / ideas destacadas

  1. No es una tarea científica o histórica decidir cuándo una revolución industrial empieza, esto es más una manera de tener discusiones sobre el futuro y cómo estas tecnologías cambian los sistemas alrededor de nosotros.
  2. La 4ª Revolución Industrial implica pensar sobre el futuro, es pensar qué pasará cuando las tecnologías digitales y los sistemas digitales se den por sentado, así como pasa hoy con los carros, la energía eléctrica… ¿Cómo serán los nuevos negocios que construiremos sobre esta nuevo escenario y cómo eso nos afectará?, ¿cómo nos aseguraremos de que no repetiremos los mismos errores del pasado?
  3. Para el Foro Económico Mundial al hablar de 4ª Revolución Industrial el lenguaje y la discusión debe llevar a las personas a pensar en la tecnología, no como un conjunto de herramientas, sino como algo que puede ser bueno o malo, algo que puede hacer a las comunidades más inclusivas, algo que tiene un impacto en todo lo que hacemos y la forma como vivimos.
  4. Para discutir y dar forma a la Inteligencia Artificial en Medellín, hay al menos 3 capacidades que necesitamos
  • Debe haber personas en las universidades, en las empresas y en los gobiernos que mejoren los algoritmos, que mejoren su eficiencia, que entiendan sus sesgos.
  • Personas con algún nivel de conocimiento de programación que puedan usar algoritmos ya creados (hay muchos cursos disponibles sobre diferentes lenguajes), que puedan entenderlos y que puedan usarlos, entendiendo dónde están tus sesgos como usuario intermedio de la tecnología.
  • Personas que puedan interpretar el uso creativo de algoritmos.

5. Para dar forma a una Cuarta Revolución Industrial, con temas como la Inteligencia Artificial, en las universidades se necesitarán nuevas carreras y nuevos cursos. “Soy un gran defensor de la idea de que necesitamos un nuevo curso:Política, Filosofía e Ingeniería (PPE)”.

6. Una de las tareas más difíciles es crear líderes locales que conozcan muy bien las tecnologías, que piensen en sus consecuencias y que puedan hablar con los gobiernos locales y nacionales de forma tal que las oportunidades de una 4ª Revolución Industrial beneficien realmente a todas las personas.

7. Cuando los principales líderes políticos y económicos del mundo escuchan hablar de estas tecnologías emergentes y de la Cuarta Revolución Industrial su pregunta generalmente es cuál es el mínimo cambio que tienen que hacer para poder seguir haciendo lo que están haciendo, sin mucho trauma.

8. Recomendaciones para cuando se pase tiempo con la tecnología y se piense en tecnología:

  • Ser escéptico
  • Pensar en el vocabulario para hablar más allá de solamente la tecnología
  • Cada vez que se requiera tener una conversación o tratar estos temas uno podría necesitar diferentes ‘lentes’ para ver la tecnología, hacer investigación, hablar con expertos, construir proyectos que ayuden a tener el mayor impacto en la discusión

9. Cuando se habla de sistemas, particularmente en tecnologías, tiende a subestimarse la importancia de las políticas, de la cultura, de las normas sociales. El asunto de la regulación es absolutamente crítico y con la 4ª Revolución Industrial hoy se tiene la oportunidad de hablar de políticas, aún antes de que estas tecnologías sean parte de nuestras vidas (Para más información sobre “pensamiento sistémico”, Nicholas Davis y muchos expertos recomiendan leer y estudiar a Donella Meadows).

10 No es pensar cómo será el futuro con una Cuarta Revolución Industrial, depende de nosotros CREAR el futuro.