Claridad

Queda un largo camino por recorrer entre esta espesa y bella neblina. Cuando levanto mi mirada, apenas puedo divisar el camino, ¿cuál camino?, no lo sé.

Una intensa claridad desciende y permite que camine con seguridad, sin frío ni zozobra. Pero no siempre la percibo, creo que me alejo de ella, sin darme cuenta; creo que muchas veces me alejo queriendo hacerlo. Aquella luz eterna esta desde hace más de dos décadas, incomprensiblemente me ha hecho suyo. Veo sus huellas en mi interior, recordando que hay algo más entre la neblina, algo más después de ella.

Su fuerza disipó por un momento la penumbra, ¡Oh! cuando los temores y las dudas se posaban en el camino, el Amor vino a mi. Allí, cuando las inquietudes trascienden y nacen como un espejo del ayer, mi interior lo palpo, lo abrazo, lo beso.

¡Oh! Bella claridad no te alejes de mí, penetra mi tiempo y marca cada uno de mis días, llega allí donde no he podido llegar, mata la bestia, ahógala con tu inmensidad, enceguécela eternamente. Porque ella me domina, sopla y acumula neblina como profundas sombras ante mis ojos. Ella tocó ese deleite que estimula mi mente, que da placer a mis bellos e inunda mi interior con un denso temor. ¡Mátala!

Mis fuerzas huyen, las cadenas curten mi piel y aún no siento el viento frío del valle. ¿Cuántos años más? Mis días se desaguan por un oscuro sifón. Claridad ven, ¡Ven!

Ahora solo son huellas, son estelas y reflejos; amor mío envuélveme. Sé una luz de luna en mi deambular, en lo más profundo de mi ser. Recuerda a mi alma tu apacible voz. Llevo conmigo esta inocente necesidad por encontrarte, encontrarme en ti. Que la sinceridad me abrace, que la verdad me bese, que el amor se abra paso ente este valle de espesa neblina, para que tu nunca te alejes de mi.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.