Historias en Instagram, el nuevo intento de Facebook por quedarse con todo.

Martes 2 de Agosto, Instagram anuncia en su blog una nueva función que ya hemos visto antes, su nombre “historias”, en resumen, fotos y vídeos con textos, emojis y filtros que desaparecen luego de 24 horas.

Así luce la aplicación de iPhone después de la actualización. (The Verge).

La discusión no va en si Instagram está copiando a Snapchat (que si lo está haciendo) si no en más bien en que va a pasar ahora.

¿Serán capaces las historias de Instagram “robarse” los usuarios de Snapchat?

Instagram ya lo hizo una vez, en 2013 solo meses después del popular lanzamiento de Vine (un app que permitía a los usuarios subir vídeos de 6 segundos) la aplicación que ahora es de Facebook, incorporó la función de vídeo y tiempo después Vine empezó a perder usuarios activos, hoy por hoy, esta aplicación está casi muerta.

Pero no siempre han ganado, en 2014 lanzaron Slingshot, un servicio que en esencia hacía lo mismo que Snapchat aún así era un poco difícil de entender y nunca capturó a los usuarios.

La clave es la integración dentro Instagram, que cuenta con unos 500 millones de usuarios de los cuales un 60% entra a la aplicación diariamente, esto y la interfaz más limpia que tienen las historias de Instagram podrían ser el éxito.

De momento, el único problema podría ser que los usuarios van a tener contenido que posiblemente no quieran, por ejemplo el de las marcas. Muchos usuarios quieren ver fotos de sus tiendas, restaurantes y lugares favoritos ocasionalmente, esto no significa que quieran actualizaciones cada hora.

Los próximos meses serán claves para el desarrollo de ambas aplicaciones y dentro de muy poco sabremos si Facebook al fin logra quedarse con una parte más de nuestras interacciones en internet.