Elías Nepelie: “Un bibliotecario es un intermediario de la información y del usuario”

Foto: Tomada de Facebook

Por José Ángel Manzo Domínguez

El acceso de la información por parte de las instituciones públicas ofrece un servicio de consulta, se ofrece a través de un bibliotecario, pero en la actualidad los avances de la tecnología, provocan una exclusión en la función primordial de los bibliotecarios, ayudar a quién más lo suficiente.

Vida universitaria, foto: José Ángel Manzo Domíguez

De acuerdo con Elías Nepelie Marco Martínez, quien trabaja desde el 2005 en el Centro de Investigación Documental (CID) en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, su interés en ser bibliotecario publicado cuando cursaba el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH).

"Cuando estudiaba dentro de la biblioteca, me llamaba mucho a la atención este oficio, tiempo después tuve la oportunidad de entrar a un curso de bibliotecarios, y de ahí obtuve la plaza para trabajar dentro de una", dijo Elías Nepelie.

Un bibliotecario es un intermediario de la información entre en la información bibliografía, hemerográfica y el usuario, Elías Nepelie aseguró: “Los bibliotecarios tienen la facultad de organizar la información bibliográfica y hemerográfica, para que los interesados de consultar dicha información tengan la facilidad de acceder a ella por cualquier medio físico o electrónico”.

Foto: Eduardo Misael

La tecnología indudablemente es un apoyo y una guía en el sistema bibliotecario, sin negarla o despreciarla tiene que ser amiga de los bibliotecarios. “Se tiene que aprovechar y usar, porque es un gran recurso que se tiene y permite acceder a la información de manera más ágil”, explicó el encargado.

“Ahora son los catálogos antes conocidos como ficheros, de uso manual, aunque obsoletos, actualmente se tiene la red de la UNAM o la red que es propia de la facultad”, explicó Elías.

Foto: José Ángel Manzo Domínguez

Hoy en día, el sistema bibliotecario no ha cambiado con la tecnología, sino, se ha adaptado a ella sin cambiar sus campos de clasificación. “Se hace una migración de lo manual a lo automatizado”, aseguró el bibliotecario.

Estos datos que se encontraban en los catálogos manuales, ahora se observan en línea sin alterar su fisonomía o la esencia de la información para una mejor y estable consulta para los usuarios. No obstante, esta migración necesita de actualizaciones y de estas, una preparación y modernización que se proporciona gracias a la Dirección General de Capacitación y Adiestramiento de la UNAM, mediante cursos inductivos semestrales.

Foto: José Ángel Manzo Domínguez

En la facultad, la estantería abierta es mixta, donde cualquier usuario tiene un acceso directo al material, no es necesario que el bibliotecario le permita el acceso, con excepción de las colecciones de reserva, en ellas se necesita solicitar un permiso por medio de los bibliotecarios.

Foto: José Ángel Manzo Domínguez

Teniendo o no tecnología, es necesaria la intervención del bibliotecario, regula el acceso de la información para evitar robos o profanaciones de los nombres sin permiso, además de tener un conocimiento amplio de la información que contiene la biblioteca. Un punto que es importante de remarcar es lo que mencionó Elías, "los bibliotecarios son los intermediarios de la información y del usuario", ellos enlazan la necesidad de la consulta con el contenido necesario.

Parte de la entrevista en el siguiente enlace:

Like what you read? Give José Ángel Manzo Domínguez (Angelo Ma’ Dim) a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.