¿Esto es lo que tenías para mi?

Querido destino,

No se como empezar a escribir esta historia, me siento asqueado y no soporto el dolor de cabeza. Te dire algunas cosas que no le he dicho a nadie nunca, aunque supongo que ya las sabes, ¿no?. Estás ahi cuidando de mi, ¿no?. En este momento siento que en realidad no tengo absolutamente a nadie con quien hablar, ni nadie en quien apoyarme, ya que mas da, sólo me quedas tu, que porquería.

Siempre me dijeron los esotericos que mi destino estaba decidido, que sólo tenia que dejarme llevar, que me iba a ir bien. Cuando le dicen a uno algo así ¿Qué se supone que hace? ¿Creer en lo que dicen esas pinches cartas? Me asquea la idea de saber que no tengo control sobre ti, uno debería controlar su propio destino, no el destino a uno, pero así es. Qué basura.

Hace muchos años pensaba una cosa muy extraña de ti, ¿Supongo que lo sabes no?, Me sentía muy pequeño e impotente, ¿Cual es el sentido de existir si no somos ni un punto?, No somos absolutamente nada. Algunos dicen que somos números en un sistema, pero ni si quiera somos eso. Somos unos bichos diminutos habitando un planeta diminuto en un espacio infinito, y nadie vale nada. Bien podríamos ser una de esas bacterias diminutas que matamos cuando nos lavamos las manos. Si alguien sufre, o alguien muere, si alguien es feliz, realmente no importa. ¿A alguien le importa si las bacterias que matamos al lavarnos las manos tienen sentimientos (que no lo creo)? No hay mucha diferencia, una bacteria es una célula y nosotros somos muchas células. Esto lo pensaba hace unos diez años, en vez de preocuparme por las fiestas, me preocupaba por que no soy nada, que desperdicio de tiempo, ¿verdad?.

Pero como lo debes de saber, pensaba que hay una salida a ese dilema, aunque suene cursi, siempre existe esa persona por ahí que te hace sentir algo, alguien que para uno no es una persona mas. Si uno puede estar con alguien así, ¿Qué mas da ser pequeño? Resulta que esa persona existía, claro, es lo mas normal del mundo. ¿no?. Pero como soy un torpe, nunca pude estar con esa persona durante la época en la que pensaba todo esto, por un lado así debió de ser. Así debió ser, seguramente algo mejor me esperaba. Pura mierda.

Yo necesitaba a alguien que me sostuviera por que si no me iba a deshacer, empece a salir con una persona, era un año menor que yo y estaba completamente demente. Yo me seguía sintiendo pequeño. Eso se debe a que esa no era la persona que yo veía hacia arriba, mi camino no era ese, eso pasa cuando intentas controlar el destino. Esa relación fue la cosa mas destructiva que me haz hecho vivir, llena de peleas, insultos, engaños, chantajes. En ese momento yo me graduaba de la preparatoria y me ibas a mandar a la ciudad mas grande del mundo a estudiar. Esperaba con ansias ese momento, por que era una oportunidad para romper esa relación tan destructiva y conocer cosas nuevas.

Tristemente el hecho de que me fuera a otra ciudad no significó el rompimiento de esa relación. De todas maneras, unos meses después, el descubrimiento de una red de engaños que involucró hasta a mi mejor amigo fue lo que provocó el rompimiento final. ¿Por que me hiciste vivir algo así?, no lo se, yo no hice nada malo.

Pero bueno, ¿Que más podía hacer?. Estaba liberado de una relación espantosa, estaba en un lugar nuevo. Estaba empezando a tener nuevos amigos, conociendo mas gente. Pero dejaste una marca muy fuerte en mi, no podía confiar en nadie y me di cuenta de que todo lo que había pensado hasta ese momento, eran puras cursilerías inútiles. Pero al final, no somos nada, y nada va a cambiar eso, hay que dejarse de estupideces, pensaba. Y en ese momento deje de buscar a esa persona, me volví frío y decidí que me iba a dedicar a divertirme sin compromisos, estaba muy enojado contigo.

No paso mucho tiempo hasta ese día, en el que me pusiste en la fiesta de un compañero. Ese día me iba a dejar marcado para siempre. Lo último que recuerdo es que estaba sentado encima de una maleta y al lado de mi estaba sentada otra persona, no estoy muy seguro por que pero recuerdo que pensé “esta persona me esta aventando la onda”. Yo muy enojado contigo pensé en aprovechar la situación, no me ibas a controlar mas. Aunque no estoy seguro exactamente de como sucedió, ese era tu plan.

Al final cuando la ebriedad cedió un poco, terminamos sentados en un sillón hablando de cosas, que no recuerdo por completo, pero recuerdo lo que pensé, pensé que soy un mierda, estoy jugando con una persona que tenía otras intenciones en su corazón pero debido a las cosas que dijo esa persona accedí a intentar tener una relación, aun que no estaba seguro. Tuve todo el fin de semana para estresarme y pensar en lo que había hecho. No hubo ningún tipo de comunicación entre mi y aquella persona durante ese tiempo. Pero si de verdad iba a darte una oportunidad con esa persona, no podía jugar, no podía hacerle lo que me hiciste, eso lo entendí. El siguiente día de clases, no estaba seguro de nada, la otra persona tampoco me decía nada. Fue incomodo por que no sabia cómo reaccionar. Pero al final se arreglo y entonces estaba saliendo con alguien que no conocía, una situación extraña. Pero así lo decidiste. Y todo empezó con un beso afuera de la escuela.

Esa persona resulto ser el ser mas hermoso que he conocido. Un poco torpe, pero con un corazón enorme y con la capacidad de siempre sonreir y estar alegre, aunque a veces no fuera cierto. Tuvo un inicio un poco vergonzoso, pero aquello que inicio ese día ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida.

Al poco tiempo deje de sentirme pequeño, aunque mas bien, deje de pensar en esas cosas, que ya no se si creía o no. Mi forma de hablar con la gente, la gente con la que hablaba, la forma en la que hablaba cambio. Empecé a comunicarme más con mi familia y me abrí un poco. Empecé a creer en tí.

Me mantuviste junto a esa persona algunos años. Aunque no estoy seguro si tu plan era mantenerme junto a esa persona, o mantenerme en la universidad. Durante ese tiempo pasaron muchas cosas buenas y malas. Pero su energía me ayudaba a continuar. Me ayudo a superar todas las cosas malas, me daba una razón para levantarme e ir a la escuela. Si esa persona no hubiera estado ahí, en ese momento, hubiera vuelto a casa. Estuve siempre lleno de energía positiva que venia de esa persona.

Claramente esa persona tenia un alma muy pura, eso necesitabas, era tu plan maestro. Aunque esa persona era una luz muy poderosa, siempre sentía que había una pared entre nosotros. Una pared que no conseguía atravesar. No se a que se debía eso, pero yo no conocía mucho de su vida, siempre pensé que no me lo quería decir. Siempre quise atravezar esa pared, pero nunca pude entender esa razón.

Después de muchos años me mandaste a estudiar al extranjero. Al principio parecía funcionar, como nunca conocí su interior, pensé que todo estaría bien, eso parecía. La distancia me ayudo a entender un poco mas a esa persona. Me di cuenta que es un ser humano como todos y a partir de ahora los momentos que pasáramos juntos serian mucho mas valiosos que antes, aunque fueron muy pocos.

Siempre estuvo en mis pensamientos. Siempre quise que estuviéramos juntos, que pudieramos ver todas las cosas nuevas que estaba experimentando juntos. No tiene mucho sentido estar solo. Los seres humanos no somos nada, no valemos nada, una mas o uno menos, nada va a cambiar, a nadie le importa. Lo que importa es lo que hay con las personas que uno quiere, si uno muere (aunque en realidad tampoco importan).

Cuando uno está tan lejos de todo, aprende a valorar a todas esas personas. En mi caso son muy pocas. Lo importante es estar ahí para esas personas cuando te necesitan y que estén cuando te necesitan mientras uno pueda, por que va a llegar un momento en el que no se va a poder estar, y entonces, los grados, los estudios la experiencia, son irrelevantes. Me di cuenta muy tarde de eso.

Durante todo el tiempo que estuve fuera de mi país, esa persona me esperaba. Yo siempre intentaba mantener comunicación, por lo menos por mensajes, es lo único que quedaba. Siempre esperaba sus mensajes, aunque eran pocos y en intervalos extraños.

n.n

Pero es lo que había por el momento. Pensé que habría un momento en el que podríamos estar juntos. Una vez mas escuche lo que las fuerzas esotéricas tenían que decirme, mis planes con esa persona no van a salir bien y me voy a llevar un disgusto muy grande. Pero uno no puede creer en lo que le dicen. Al final pudimos estar juntos, logro alcanzarme a donde estaba yo. En condiciones complicadas, pero estábamos juntos. El plan era estar juntos lo más que se pudiera, te tenia que vencer, ahora tenia la ventaja de saber tus planes. Pero eres invencible, ¿Verdad?.

Aunque sabias que yo no podía con la presión, no me detuviste, necesitaba que alguien me detuviera. Necesitaba contradecir el sentido común, eres muy cruel. Pero ahora me quieres mantener sobre este camino, o eso parece, voy a terminar muriendo del estrés, solo, ¿Eso te parece?, ¿No dicen los esotericos que eres mi guardián?.

Para mi esa persona no era nada mas mi pareja, tambien era mi compañera. Quería que fuera mi compañero de la vida. Como Fry y Leela. El ultimo momento que me pusiste con esa persona, hicimos un ultimo viaje, dentro del viaje. Cuando ibamos en el camión, junto a nosotros estaba una pareja de viejitos, todavía vivos, comían un lunch y parecía que disfrutaban la vida juntos. Al final de mi camino yo quiero eso, con esa persona. ¿Es demasiado pedir?

Me faltó decirle muchas cosas, faltaron de hacer muchas cosas. También hay cosas que debí haber hecho más, como demostrarle mi amor en formas que esa persona pudiera entender, ¿Acaso por eso me castigas?. Yo no pensé que estuviera haciendo mal. No se supone que algo tan hermoso termine así. Sin una lección clara, con un dolor muy fuerte. ¿Qué se supone que debo aprender aquí?, con algo tan cruel. Y no fuiste cruel nada más conmigo, también con aquella persona, ¿Qué te pasa?, ¿Por qué generas toda esa serie de barreras?, y más a una persona tan frágil. ¿Es alguna especia de prueba?

En este momento me siento completamente solo, lo único que me detenía ya no está. No me interesa buscar a alguien más. Incluso aun si fuera imposible volver a vernos. No necesito a nadie más, necesito a esa persona que me iluminó la vida. Después de que me diste todo, ahora decides que es momento de que avance, estoy completamente solo, no quiero que sigas jugando conmigo. No quiero enfrentar la vida solo. ¿Por que me haces esto?

Esa persona decía que ojalá que el destino uniera nuestros caminos de nuevo, yo siempre me enojaba por eso. Uno no es controlado por el destino, uno controla su destino. Eso quería pensar. Eso quiero pensar.

Ya no se que hacer, no se a quien acudir, me haz alejado de todo, me quitaste lo último que me quedaba de energía. Si aquello que siempre me dijeron que mi camino iba a estar lleno de éxitos, no los quiero. No sirven para nada, de todas maneras uno se va morir y eso no lo va a cambiar nada.

Mientras estoy en este mundo quiero poder estar con esa persona, no necesito más, no se si debo retarte o someterme, eres una mierda por ponerme en esta situación. Pero te voy a vencer. Aunque no tienes que perder ni yo tengo que ganar, solo tienes que regresarme a donde quiero de estar y dejarte de juegos, por favor.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Angel Fish’s story.