La velocidad del hueso


no tener miedo a mostrar el hueso,
y perder la carne al pasar.
* Antonin Artaud

Ruinas y fantasmas, la piel es brisa.

El óxido es lo único que existe. Mapa hendido, surcado por la memoria,

por el resplandor infinito de la carne.


Bestias vertebradas de luz y oscuridad, animales invisibles.

Un cuerpo mineral, la carne invadida.

La adicción obedece al espejo. La avidez se abre paso

a través del cadáver. Terca, inyectada.

Cicatriz íntima que se precisa depredadora.

Recuerdo y sedimento donde la carne resucita.


Herrumbre y hueso, la huella abierta.

La grieta es el paisaje, la violenta geometría del caos,

el líquido despertar del animal.


  • Angel María García Martiartu
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.