Caiga Quién Caiga La humillación como medio para obtener un fin por @angelmonagas

La palabra humillación se refiere a un acto, también a una emoción, involucra a ambas. Primeramente es el acto de devaluar injustamente a un individuo, o a un grupo, por parte de otros que tienen el poder de conseguirlo. La humillación es también la emoción que surge cuando la víctima toma consciencia de que dicha devaluación ha tenido lugar. La emoción de la humillación es profundamente dañina para las víctimas, con consecuencias poderosas que aún están por determinar completamente. Evelin Lindner, una de las científicas sociales que con más profundidad ha estudiado el fenómeno de la humillación, publicó en el 2006 el libro titulado Making Enemies: Humiliation and International Conflict (Haciendo enemigos: Humillación y conflictos internacionales). En él se advierte del papel que la humillación está jugando actualmente en el desarrollo de algunos de los conflictos más cruentos entre grupos sociales.

Durante mis años de profesor de Historias de las Ideas Políticas, aborde muy brevemente este tema. Los hombres que han llegado al poder manejan la “humillación”, como un castigo y como un medio para mantener el poder. Más o menos lo que la ciencia política aborda como la “Bóveda del Miedo”. La humillación tiene según la psicología moderna, más a ver cómo se sienten los que son víctimas de ellas, que los que disfrutan aplicándolas.

No cabe duda que si nuestras mujeres vociferaran públicamente nuestras debilidades en la intimidad, nos sentiríamos humillados. Si muestran una foto, exhibiendo nuestras partes no tan agradables, nos sentimos humillados. Sin embargo, hay personas y sociedades que reaccionan completamente indiferente a ello. En consecuencia, el sentimiento de culpa, de cómo nos sentimos, también es parte fundamental de esto.

Mandela, nunca se sintió humillado en todos los años de injusta cárcel que sufrió. Sus verdugos, creyeron doblegarlo, vencerlo, y fue lo contrario. Chávez dentro de su “enferma” mente, manipulo los sentimientos de muchos venezolanos, que lo vieron humillado a partir del “Por Ahora”. Ni sus superiores entendieron lo que para ellos fue un castigo y para él, un medio, para lograr el poder.

Hugo Chávez se cansó de aplicarla en Venezuela y en muchos casos, con éxitos.

EJEMPLOS POLITICOS EN NUESTRA NACION

Nos acaban de reformar el himno. ¿Qué mayor humillación para un ciudadano? Y ¿Hemos reaccionado? Sencillamente lo aceptamos. Así hicieron con nuestra historia, con nuestros héroes, y todos, absolutamente todos nos la hemos “calado”.

¿Violaron o no la constitución con la elección de Nicolás? Era canciller, luego Vicepresidente y quedo encargado en lugar del Presidente de la AN y luego en dudosos comicios, fue electo como su titular.

Los políticos en general, lo aceptaron. Lo reconocieron. Lo legitimaron.

¿Qué mayor humillación han sufrido muchos presos políticos? Injustamente encarcelados y el colmo de todos, muchos con orden de libertad que sencillamente el señor y amo del Sebin, no ejecuta.

Todos en Venezuela, estamos expuestos a ser detenidos sin justa causa y que nos inventen cualquier motivo para ser humillados como DELINCUENTES. Es más, te envían a una cárcel común para que también te “humillen” los otros presos. Todos sabemos lo que allí sucede.

COMO ARMA Y COMO DEFENSA

ARMA: Elegir una Asamblea Nacional Constituyente, de la manera en que la hicieron y ejecutando sus mandatos, refleja de qué modo usa Nicolás la humillación como una herramienta política. Así les demuestra a todos, del modo más cruel, que el que manda es solamente él. Y que todos son instrumentos circunstanciales de su interés. Quien ejerce este método de mando debe confiar en que el poder nunca se le aleje. El día que eso suceda la fila de los humillados que irán por la revancha puede ser interminable. Pero Nicolás espera que su lejanía del poder nunca suceda. Trabaja para eso y la MUD, lo ayuda bastante.

Mientras tanto, su renovada demostración de poder intimida a la oposición y a sus propios seguidores. Es notable, cómo llega Nicolás al final de su mandato conservando intacta, la capacidad de pasarle la trituradora a quien sea necesario, para lograr la consecución de sus objetivos.

Tan importante como el efecto que causa en los propios, es el temor paralizante que suele despertar en los ajenos. Puede advertirse que buena parte de los opositores todavía están pasmados, por la brutal expresión de voluntad regia que fue convocar la Constituyente y que esta llamara a elecciones, legitimando a todos los del CNE (Incluido el representante de la oposición según la MUD). Hubo pocas excepciones a esa reacción medrosa. Una vez más, María Corina, Ledezma, Arria, etc., encabezaron la hilera de los que no se arrugaron ante ella. Quizá fue “calculismo” pero tienen derecho a cobrar, aunque “no tengan votos”, que es el único ataque que le hacen algunos sectores de la MUD.

COMO DEFENSA

La jugada de los cuatro gobernadores de AD, juramentándose, no cierra el juego político, Todo lo contrario, amplia un panorama mucho más conflictivo, que al final pudiera ser provechoso. Para hacer nuevas ciudades, a veces hay que destruir las viejas construcciones, aquellas que su estructura esta vencida, que son riesgosa para la seguridad y que no desempeñan ningún papel urbano.

La oposición necesita, un agente catalizador de este radicalismo extremo que la puede seguir atomizando.

Capriles, quien ya está habilitado políticamente (el oficio de Contraloría no ha llegado al CNE), pretende expresar la continuidad con cambio, al menos en el estilo; y promete ejercer cierta autonomía futura respecto de la impronta de estos años. Esos atributos potenciales hicieron de él, hasta aquí, un candidato atractivo para la ancha franja de votantes que no son decididamente chavistas ni opositores. Sus recientes poses, lo dejan por lo menos en cuestión.

Ramos Allup que se puso camino al cierre de opciones, apunto de una expulsión moral, aparece hoy como portaestandarte del proyecto de continuidad del gobierno. La reacción adeca es tratar de presentar la noticia como una alegre conquista propia, dentro de la autonomía de cada Gobernador. Está muy bien que lo hagan. La cuestión es que el público les crea.

Algunos de sus argumentos son realmente notables. Por ejemplo, el Gobernador de Mérida es muy poco conocido y frente al electorado masivo lo muestra menos cautivo que si de Laidy Gómez, la del Táchira. Esta mujer es lo que yo califico de peligro hecho mujer: Hermosa, realmente bella, muy inteligente, que maneja al “dedillo” las emociones, llora cuando debe y ataque ferozmente si es necesario. Sus argumentaciones al hablar, muestran unas argumentaciones, que en un debate frente a su par Guanipa, se lo comería en dos segundos. Nadie está preparado para enfrentar una mujer así. Me convenció de que se “humillo” por su pueblo y creo que el pueblo tachirense, le creyó.

Por cierto, también Barreto Sira, es una expresión de debilidad de Ramos, que no encontró otra forma de condicionarlo, que jugar en el límite de la razonabilidad político-electoral. Así vistas, la fórmula adeca se asegura todos los votos de los adecos históricos del país. Pero ganar la Presidencia requiere de mayorías especiales, no alcanza con tener un voto más que el rival. Sin voto independiente no se llega a Miraflores. Ahora, paradójicamente, Nicolás depende más que nunca del encantamiento que Ramos pueda derramar sobre el votante adeco, sin anclaje predeterminado para que la fórmula llegue a la victoria.

Los chavistas no crecieron, son los mismos. Ante lo que ocurre en la oposición, son mayoría.

Las paradojas también alcanzan a Capriles. Su furibundo discurso radical, sus ataques a Ramos, todo fue prolijamente al tacho de basura. Maduro decidió que para controlar a Capriles mejor ponerle a Ramos Allup de rival.

Las distinciones que ayer derramaron sobre Henri Falcón los dirigentes de la oposición, se basan en una degradación de nuestra cultura cívica: el político que cumple lo que promete es un bicho raro y merece entonces ser reverenciado. Perdió y reconoció la derrota. Pero las lisonjas opositoras también son una artimaña de vuelo corto: ahora le descubren cualidades notables al ex Gobernador cuando muchos lo han acusado de “infiltrado”. Lo digo por la presencia de Chuo Torrealba, quien peligrosamente se acerca al concepto de “cadáver insepulto”, Eduardo Fernández y creo que similar posición juega Claudio Fermín.

Palabras poco amables sobre Capriles se escuchan, en cambio, en la orilla de avanzada progresista. Su actitud de denunciar logró una curiosa coincidencia que podría hacerse permanente: lo criticaron tanto desde Avanzada Progresista como desde PSUV. La gente de AD, liso y llano lo acusan de “individualista” y de ser quien “no piensa en el proyecto colectivo”. ¿Será que la desobediencia al gobierno no se perdona?

En la estructura blanca y similar, ya venía cuestionado por sus continuos ataques a la MUD. Según muchos, eso le hace ganar puntos en unas eventuales internas y en cambio desgastaba anticipadamente a quien sería candidato del status, Ramos Allup. Dicen también sobre Capriles: “Le está haciendo gratis el trabajo a Nicolás”, “porque el enemigo no es Henry”.

En Miraflores tampoco gustaba tanta inquina de Capriles contra Ramos. “Varias veces le dijeron al Flaco que baje el tono y nunca hizo caso”, explican. Incluso hay quienes aseguran de reuniones, de encuentros, de acuerdos. A veces tengo la impresión que a Miraflores han ido todos, solo falto yo, quizá porque nunca me han invitado y realmente dudo que lo hagan.

EL FUTURO

El único candidato seguro hasta el presente es Nicolás. Todos los demás están en veremos

Mientras tanto, en reuniones informales del chavismo se empieza a avizorar el futuro. Si toca ganar en diciembre, reteniendo el poder, ya se percibe a Diosdado como el “presidente del Poder Legislativo Constituyente” en 2018, comandando el ataque para sostener la Presidencia.

En ninguna cabeza chavista hoy cruza siquiera lejanamente la idea de perder la elección Presidencial. Pero aunque a veces no parezca, los demás también juegan. Y demasiada gente en el cuarto oscuro termina haciendo lo que quiere.

MI JUICIO

Los adecos, no se humillaron cuando se juramentaron ante una irrita Asamblea Nacional Constituyente. Sencillamente, utilizando el sentimiento demostrado de los adecos eternos de este país, colocaron una cabeza de playa, para dar la batalla de las batallas: Las Presidenciales.

Maduro es Presidente y tiene demasiado poder. Capriles, ya no tiene Gobernaciones ni aliados en las Alcaldías. Tomás Guanipa debe definir de qué lado jugará. Borges presiona y tiene su propio interés. El proyecto de Capriles es Juan Pablo y otros que irá sumando, sobre todo de los candidatos que perdieron. Ramos Allup, no tiene el brillo ni el encanto juvenil de Capriles. Tenía 12 y solo le quedan vivos 4 Gobernadores. Serán instrumentos de una pelea que está a la vuelta de la esquina.

Es un ajedrez del fino el que jugo Henry. A lo cubano de Capablanca. En unas elecciones internas, era cuesta arriba para Henry enfrentar la juventud de Leopoldo, quien sin ser candidato terminaría apoyando a otro. Capriles sería por una u otra razón, el elegido de VP, de VENTE, y de los independientes. Había que romper ese juego.

Hoy el país tiene cuatro grandes minorías, unas más y unas menos: El bloque chavista, el bloque MUD-VP-PJ, el Bloque AD-AP-UNT, y un cuarto bloque de los radicales. El quinto bloque no tiene candidato y su inclinación pudiera ser la diferencia.

Aceptar las Gobernaciones, no fue “doblarse para no partirse” ni humillarse por un pueblo. Henry Ramos Allup es mucho más inteligente que eso. No señores, es la expresión de la lucha por el poder político, que está a la vuelta de la esquina. Para muchos cronológicamente no hay mañana. Ojalá para los venezolanos que no tenemos como medio de vida el gobierno, si haya futuro.

Síguenos por twitter, Instagram y periscope como @angelmonagas. Estamos por radio vía periscope de lunes a viernes a las 6am y por LaB94.1FM y Mararitmo 900AM. (Zulia).

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.