15. Castlevania II: Simon´s Quest (20 juegos indispensables del NES)

¿Segundas partes nunca fueron buenas?

Simón es ahora el Belmont encargado de derrotar a Dracula

Continuando con el listado de Juegos indispensables del NES continuamos con otro gran título de esta consola el polémico: Castlevania II: Simon´s Quest. Después del gran éxito obtenido en la primera versión, Konami no se quedó de brazos cruzados y nos trajo de regreso a los Belmont. Sin embargo, el juego tuvo algunos cambios que no fueron del agrado de todos, pero al menos para mi, le dio una personalidad propia que sigue muy marcada hasta la fecha y lo distinguen de otros títulos de la legendaria franquicia.

Simon Belmont vs Dracula

Simon Belmont sería ahora el encargado de tomar el látigo legendario de su familia paravolver a llevar a la tumba al testarudo Drácula. Sin embargo, ahora las cosas serían diferentes que en la primera entrega, el reto se mantenía pero para lograr su objetivo tendrías que hablar con los pobladores de las distintas ciudades para obtener pistas sobre el paradero de las partes de Drácula, indispensables para derrotarlo de manera definitiva (bueno al menos eso pensamos en aquel entonces). Estas modificaciones hacían que el juego tuviera más profundidad con estos elementos del género RPG y no solo eso, sino que dependiendo de tu desempeño podías obtener diferentes finales siendo solo uno el bueno y el cual obviamente se obtenía logrando terminar la aventura en poco tiempo y con el inventario completo.

El bragado Simon Belmont

Una secuela incomprendida

A pesar de lo que dice este viejo refrán, creo que Castlevania II: Simon´s Quest ofrecía una aventura diferente pero que a la vez conserva la esencia del primero y de la saga, también en aspectos técnicos hubo mejoras desde la música hasta los detalles gráficos.

El juego también permitía que, con el paso del tiempo, pudieras jugar ya fuera de día o de noche en Castlevania, algo totalmente innovador para la época que aunque le faltó algunos detalles para pulir esta dinámica, sí afecta la jugabilidad principalmente porque de noche los enemigos eran más poderosos y en el día más vulnerables.

Otra diferencia notable fue el incremento en el armamento, con el que podía contar nuestro protagonista, lo cual ampliaba las posibilidades del juego sin que esto lo facilitara. Quizás lo más criticable es que el jefe final puede ser derrotado muy fácilmente, pero esto no es razón suficiente para no dejar de conocer esta joya del NES.

Simón tendrá que vencer a la mismísima muerte si es que quiere terminar con el reinado de Dracula