Cenizas

Te estoy viendo, deja de fingir esa sonrisa. Llegaste anoche y tu abrazo se sintió más frío que un témpano. Después de un rato te hablé al oído para decirte que todo está bien y fingiste estar dormido. Esta mañana te escuché cantar en la regadera, incluso dejaste la puerta entreabierta donde te miré de nuevo y tú, aunque me viste de soslayo seguiste cantando esa canción que me gusta, la que te dije que me incita a tocar la guitarra. No es la primera vez que me escondes tu mirada, no es la primera vez que ya sé qué ocultas, ya sé cuál puerta está abierta en tus ojos, no es la de tu alma, mi amor. Es la que nos lleva a la tierra donde impera la angustia, es la que temes pero respetas, es la que nos trae las cobijas de soledad que nos cubren cada noche donde tú y yo dormimos. Pero aquí me voy a quedar, en la penumbra de tu corazón hasta que salga el sol; cuando su calidez me cobije, me voy a deshacer en mil pedazos y mis cenizas se convertirán en tu sombra.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.