Deseo supremo

Dadme una lengua que solo diga «gracias», olvidando la arcaica costumbre de pedir.