Nuestras reacciones ante toda situación hablan de nuestra capacidad mental. ¿Tú cómo reaccionas ante la grosería? ¿Cómo reaccionas ante la infidelidad, a un corazón roto, a la falta de moral? Piensa antes de que tu ira actúe por ti, medita la moraleja que te deja toda circunstancia adversa y aprende de ella pues eres lo que tú decides hacer con lo que esas experiencias hacen de ti.