En esto creo

Foto: Greg Rakozy

Hoy decido creer que la muerte no existe. Es un constructo social. Decido creer que no somos sino energía y, puesto que la energía no se crea ni se destruye, no existe tal cosa como la muerte. Cuando el cuerpo expira, esa energía regresa al origen. Eso es: una vuelta al origen, a ser polvo cósmico, a ser lluvia, a ser el viento y a ser uno mismo con el universo.

En ese sentido, ellos, los que se fueron, siguen conmigo. Son la energía que me rodea. Son el aire que respiro. Son la tierra que siento cuando camino descalzo y son la fuerza gravitacional que me mantiene anclado a ella.

En esto creo: algún día esta energía que soy también se transformará y volverá al origen. Entonces seré uno con ellos.