Nosotros y una década de amor ♡

Por Angela Parra

Una vez alguien nos dijo: ‘’ustedes y su amor’’…

Por días analice la frase y le di la razón, nadie más entendería nuestra loca manera de amar, nuestra forma de ser para con nosotros mismos, nuestra forma de ser sinceros y auténticos el uno con el otro.

Agradezco que cuando la vida se me ha vuelto huracán, llenando de ira mi cotidianidad, me recordas lo valiente que soy, lo fuerte que puedo llegar a ser y me recordas lo mucho que valgo, convertís mis defectos en virtudes, mis miedos en risas. 
Agradezco que aun cansado del día a día, limpias mis lágrimas cuando llego a casa derrotada, cuando mi corazón está hecho trizas, cuando la crueldad ha quebrado mi ser. 
Agradezco que cada que mi demonio más grande decide enfrentarse a mi haciendo estragos en mi ser, haciéndome dar gritos ahogados, haciéndome tocar fondo, haciéndome retroceder… tu estas allí para ayudarme a vencerlo.

Me haces querer ser mejor persona, calmas mis iras, mis frustraciones, mis amores fallidos, mis necedades, mis disgustos. Controlas mis demonios alborotados en pleno verano, controlas mis ansias en plena primavera, controlas mis vacíos en pleno invierno, controlas mis nostalgias en pleno otoño.
Contigo puedo ser… imperfecta, valiente, sarcástica, libre, imponente, miedosa, única, capaz, cariñosa, fuerte, llorona, inteligente, odiosa… contigo puedo ser yo y aun así seguís amándome con esa locura tan tuya, con esa incondicionalidad que posees, es increíble como Dios te puso en mi camino, es fascinante nuestra forma de amarnos porque no nos importa si los demás opinan diferente, porque no importa el que no entiendan lo valioso que es sentirse libre aun con compañía, porque no importa que no hablemos de nosotros con la gente, si al final seguimos siendo ‘’tú y yo’’ solo los dos, tal como lo decidimos hace un tiempo.

Míranos aquí, diez años después de la mano amándonos como locos, superando retos, a veces peleando como perros y gatos, cayéndonos mal de vez en cuando, acostumbrándonos a nuestras formas de dormir y roncar, estallando por cada cagada, enojándome por esos malditos calcetines hechos ‘’pokèbolas’’, sentenciándome para no usar tus camisas, reprochándonos lo innecesario, discutiendo por quien bajara los platos, sacara la basura y arreglara la cama, putiando por cada cosa que no haces y que te dije que hicieras.
Encontrando la delicia de hacer el amor como si fuese la primera vez, sincronizando el ritmo de nuestros besos al compás de cada gemido, con la piel eriza y las pelvis emocionadas por lograr explotar en miles de partículas expulsadas al vacío.

Sos el ser de luz que el universo me envió, sos el ser incondicional que me lleva de la mano, sos el ser más valiente para luchar, sos mi mejor amigo, sos mi compañero de combate, sos mi headbanger favorito, sos mi arcoíris después de la tormenta, sos tú. 
Te amo por eso y mil razones más.

Resumir una década no se me hizo fácil, hay tanta cosa por escribir, por decir, por recordar…
Hay miles de historias que contar, felicidades gigantescas y fracasos dolorosos, logros alcanzados y metas por cumplir…
Hay besos para saborear y abrazos para sentir, cartas que leer, fotografías por revelar y viajes por coleccionar…

Te quiero para esta vida y la próxima!
Te quiero para toda la eternidad…

* Escrito en una cafetería, un lunes alrededor de las 07:30pm, mientras compartía un café con mi alma.-

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.