Desiciones.

A veces son las pequeñas desiciones las que pueden cambiar nuestra vida para siempre y también son ellas mismas las causantes directas de nuestra felicidad o infelicidad.

Una decisión tomada en una décima de segundo cambia nuestra vida para siempre. Decidir, quererlo o no quererlo, seguir adelante o rendirte, ir o quedarse. Simplemente los resultados que tenemos hoy en nuestras vidas, son fruto de las decisiones que tomamos en el pasado y viéndolo prácticamente podemos decir que los resultados que tendremos mañana dependerán en gran medida de las decisiones que tomemos hoy.

Ese es el gran poder que tenemos en todo momento, dicicir vivir la vida que queremos en nuestros términos. Son las decisiones que tomamos y no las circunstancias que nos tocan vivir, lo que determina nuestro destino, por lo tanto, antes de tomar una decisión importante en tu vida, observa, enfocate y solo toma la decisión correcta.

Si queremos que nuestros resultados cambien, busquemos encontrar el verdadero sentido a nuestros actos y enfocarnos en encontrar soluciones en lugar de enfocarnos en el problema. Decide ser feliz y toma buenas decisiones para que los actos de hoy no afecten tu futuro.