Miro el techo y pienso, que ya ni se en lo que pienso. Solo se que no voy a ser la misma persona, quizas ya no lo sea. Quizás este escribiendo esto con lo que queda de cordura de la que fui.
Todos pasamos por etapas que nos hacen mutar, evolucionar, transformar. A veces a la fuerza, otras por eleccion propia. Estoy convencida de que no puedo luchar en contra de esa fuerza, de esa mano invisible que me empuja a un abismo incierto.

Estuve viendo a la gente pasear, porque está obligada a disfrutar de su tiempo libre, porque lo necesitan, necesitan pensar que son libres, aunque vivan presos de mediocridades y realidades de mierda. Estoy en este espacio encerrada, pero convencida de que mi mente es libre, y como siempre lo supe... nada es definitivo.

31. 30

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.