11 Marzo

Sábado

Hemos salido de casa temprano, hacía sol y queríamos aprovechar para ir a los columpios antes de que llegaran nuestros invitados a comer. Allí nos hemos encontrado con otro papá y sus dos hijos y hemos socializado como buenos padres jóvenes. El resto del día lo hemos pasado en el salón charlando y jugando con los niños. Mi mujer vuelve a trabajar el mes que viene y había invitado a una de sus compañeras con su familia para comentar novedades y prepararse así para la vuelta al trabajo tras la baja por maternidad. A ratos, la luz que entra por la ventana nos recuerda que es casi primavera.

Después de nueve meses de maternidad, mi mujer vuelve al trabajo y yo la relevo en casa para cuidar de nuestro segundo hijo por tres meses antes de que empiece a ir a la guardería al cumplir el año. En Inglaterra se permite coger una baja de maternidad/paternidad compartida de hasta 1 año de duración, con el derecho a volver a tu puesto tal y como lo dejaste, y una ayuda estatal para cubrir algunos gastos en este periodo — unos £140 a la semana, aparte de lo que se negocie con la empresa en la que se trabaje, dependiendo del tiempo que se lleve en ella, etc, y que puede llegar a ser el 90% de tú sueldo hasta los 9 meses de baja compartida. Así se pueden compartir responsabilidades en casa, de crianza y en definitiva de igualdad.

Los últimos rayos de sol los vemos dando un paseo tras despedir a nuestros invitados. La luna llena está incrustada ya en el horizonte a la séis de la tarde. Yo ya puedo dormir sin pijama.