30 Enero

Lunes

Estos son los días en los que reina el musgo sobre el gris. El verdín brilla en su plenitud y nos mira arrogante desde lo alto de las cornisas. No es ni siguiera lluvia que cae, es agua en suspensión – apenas perceptible por el viandante, pero muy incomoda para el pedaleante. La constante y blanca luz cenital subraya de verde la parte norte de los tejados bajos, las paredes sombrías de las callejuelas adoquinadas, el enves de las escaleras de incendios, la sombra de los desagües verticales que transportan la pena hasta el centro de la tierra.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.