MARAÑA DE PARPADOS

El silencio
se fue haciendo noche
bajo mis pestañas;
sigo engarzada al vacío
a un túnel sin final
donde la roca viva
me mira plomiza
e indiferente.

En esta obviedad
debo cruzar el mar
confundiendo al cielo
para llevarme este secreto
a otra arena,
fingir ir al este,
mientras camino al oeste,
llevaré esta daga
bajo la misma sonrisa
y en un torcido recoveco
iniciar la restauración
de mi propio ser,
sacaré mi serpiente
para que su sangre fría
se entibie
en el ocre y quemante sol,
justo en el centro
irracional de mi rabia..

ANTONIA OBIOL Y CORCOLL .©2010
GRAFICA: TODAYHUMOR.COM.CO.KR

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.