Mi dieta post-hackathon

El día de ayer me tocó ser invitado a participar en el Hack Mty 16 como juez final y pude compartir ideas y opiniones con personas a quienes admiro por su trayectoria profesional y de quienes siempre se aprende algo en cualquier conversación, ya sea por la cantidad de libros y datos interesantes que citan o simplemente por la opinión bien documentada que tienen al respecto del tema en cuestión. Siempre será una delicia conversar con alguien que te diga: “Según el autor tal en el libro tal hay una razón para x, y…” en lugar de aquella persona que te dice “ay pues es que creo que leí en internet algo así como que…” y que ahí murió el dato.

Pero si bien es genial platicar con personas de alto rendimiento, la ventaja de la convivencia humana en la vida real es la “polinización cruzada” de ideas y conceptos mediante la cual todos salimos enriquecidos, venga de quien venga la idea, eventualmente algo sacarás de provecho. Así me pasó platicando ayer con unos chavos que hicieron una extensión para chrome llamada algo así como Tabmaster que agrupaba rápidamente los tabs abiertos de acuerdo a una palabra clave que le proporcionabas, si optabas por guardarlos los ponía en una carpeta para fácil localización luego.

Sinceramente me gustó mucho su idea y me asombraron las ideas que vi en ejecución por parte de todos los participantes, pero lo que más me aportó de estos chavos no fue la extensión de chrome que desarrollaron, sino sus ideas y frases al respecto, tales como: “uno como desarrollador tiene muchos tabs abiertos y es muy fácil perderse en lo que se está buscando porque pasa la mínima distracción y se pierde el hilo”, “cuando se está queriendo resolver un problema, hay que estar enfocado en sus soluciones, no en estar buscando los tabs”, “los tabs en ocasiones tienen cosas que nos distraen de analizar los demás” y varias ideas por el estilo.

Luego me tocó ver proyectos que todos iban enfocados a mejorar la forma de hacer las cosas: un sistema combinado de hardware y software para trampolinistas donde fácilmente podían visualizar sus factores clave como altura del salto, zona de impacto, etc, otro que identificaba imágenes mediante inteligencia artificial para decidir o permitir su visualización, otro más que identificaba sonidos para decidir que tan bien o mal ibas tocando, otro para facilitar enormemente el proceso de viajar en grupo y darle paz mental al organizador de que sigue completo su grupo, etc, etc.

La razón de hackear algo es simplificar la manera de hacer las cosas mediante el uso adecuado de tecnología para mejorar la calidad de los resultados obtenidos.

Ya más noche y camino a casa mientras manejaba y resolvía 20 mil dilemas de todo tipo de proyectos de mis clientes “me cayó el 20” gracias a los chavos de TabMaster: “los tabs en ocasiones tienen cosas que nos distraen”… Luego me acordé que ya había leído algo al respecto por parte de Tim Ferris quien hablaba de la necesidad de llevar a cabo una “information diet” y como el tener múltiples ataques informativos por todos lados nos “ahoga”

Ahí me di cuenta que en mi entorno multipantallas diario hay ene mil distracciones de todo tipo que nomás me están frenando en avanzar con respecto a los pendientes laborales: ene pantallas de mensajeros con conversaciones de necesidades y requerimientos que podían fácilmente hacerse mediante los canales adecuados para irlos controlando y “palomeando” como Trello, Asana, etc.

Y no lo digo yo, los chats ya se están convirtiendo en un fenómeno de improductividad laboral:

But it’s that ease of communication that starts to turn the dream of having all communications in one place into a nightmare. Outside of those intense periods when you need people to be coordinated that tightly, these chatrooms devolve quite quickly into a virtual watercooler or a stressful stream of interruptions and noise. One of the first things I need to talk to many of my clients about is how they carve out time away from these tools because the tools and the habits for using them are making people utterly ineffective at focusing on their high-value activities.

En promedio cada 25–30 minutos me asaltan mensajes vía Facebook, Telegram, Whatsapp, Viber, Google Hangouts, Facetime, etc, etc y distraen mucho más que un simple “tab con cosas que nos distraen”. Cuando se encuentra uno en necesidad de hiper concentración para ver que query complejo de SQL es más rápido para obtener totales de pedidos, ventas, etc, etc. No hay nada más distractor que un mensaje de “Hola como estás?” parpadeando en la esquina del monitor hasta que lo atiendas. Invariablemente ese mensaje de “hola como estás?” requiere una respuesta de “bien y tú?” y luego viene la tradicional respuesta de “bien también, oye fíjate que…(y explican su problema)”.

Even worse is the way in which the founder or executive ends up being the team’s personal Google by answering questions that the team could find through a quick search or by talking to each other.

Voy a sonar muy seco pero es cierto: tan sólo esta interacción inicial de saludo que en un teléfono te quita 5 segundos y es un “non-issue”, en un chat se puede alargar hasta 5 minutos entre lo que ambos contestan porque están atorados en el multitasking de cada lado de la pantalla. Aunque parezca trivial, esos 5 minutos de estar con la mente en otro lado, me pasan entre 15 a 30 veces a lo largo del día y “retomar el hilo” a donde estaba antes de la interrupción me toma otros 10–15 minutos y justo cuando estoy empezando a avanzar… boom llega otro mensaje asesino similar.

When we tell a joke to our coworkers in the break room, we affect only the two or three people we’re with. In a few short moments, we can high-five or tease the person who didn’t get it, but then move on to other things. But that same joke in a chatroom with five or six other people can stretch out over the course of an hour and people can add to it. What’s true of jokes is also true of someone who’s having a bad day or, worse, gossiping or venting

Ni les cuento el coraje que me da cuando me tardo un poco más en atenderlos y ya para cuando lo voy a hacer llega un mensaje de: “no te preocupes, fíjate que ya lo resolví, me estaba equivocando en…” y ya nomás por esto me tumbaron 30 minutos de tiempo efectivo para avanzar en cosas más tangibles. No es de sorprenderse entonces que me dan las 6 de la tarde y estoy verdaderamente exhausto sin haber podido avanzar en nada mas que contestar mensajes.

Es común pensar que “es que no eres productivo porque resuelves todo tú”, así que para ello hace ya un buen tiempo dejé de ser freelancer que trabaja sólo y contraté gente muy capaz e inteligente pero… ¡oh sorpresa! el problema no se resolvió, sino que más bien se amplificó… porque ahora además de tener que revisar objetivos, avances y necesidades de los clientes tengo que estar al pendiente de guiar y comunicar objetivos a mis colaboradores… the horror!!

De ahí que de un tiempo acá empecé a padecer deuterofobia con nonofobia, es decir miedo a los lunes a las 9 am… donde apenas da esa hora y empiezan a llegar toda clase de mensajitos vía whatsapp, facetime, facebook, telegram, etc que convierten a mi Navicat, Coda y demás herramientas de trabajo en mera decoración de fondo para mi escritorio. Si durante el día avanzo con 5 líneas de código o resolver una tarjetita de trello es mucho decir.

Mi verdadera productividad notoriamente se da por las noches y madrugadas cuando nadie me distrae: problemas que se veían complejos para resolver en varios días, se resolvían en un par de horas y cosas sencillas que se resolvían en 10 minutos llevaban 3 semanas ahí abandonadas sin que nadie las atendiera por estar con los famosos “bomberazos” que a la empresa mexicana promedio le fascina debido a la pésima cultura laboral que impera en el país donde las cosas se hacen más a la fuerza que con ganas y se dejan para el último ya cuando al jefe su jefe le anda presionando por cumplir con las “métricas y objetivos del plan anual”.

Everyone needs space and time to go dark and get their own creative work done. It’s considerably harder to do that when the technology follows you everywhere you go AND there’s an expectation that you’ll be on, despite its supposedly being asynchronous communication.

El hackathon me dejó pensando que a pesar que hagamos tantas y tan buenas cosas para mejorar nuestra calidad de vida, productividad, etc, etc. De nada sirve si nosotros no mejoramos gracias a que les damos buen uso en nuestras vidas. Por ejemplo el proyecto que mide y detecta los saltos del trampolinista de nada sirve si a pesar de todo el potencial que hay, el coach se pone a vaciar los números en un papelito en lugar de usar el app para lo que es y llevar un control completo, es un salto a medias (pun intended).

Lo mismo me pasa con todas estas apps de comunicación donde en lugar de ayudarme a resolver algo que sea verdaderamente urgente, nomás me distraen de avanzar con todo sin poder delegar fácilmente a nadie de mi equipo las tareas correspondientes (puro jugar al teléfono descompuesto),

Like it or not, the future is now when it comes to these persistent chat tools, meaning that they’re already here and they’re going to be staying for a while alongside email. So the question is not if you’ll use them or a future generation of them, but when you’ll use them. When that time comes, make sure that the ways you’re working with and in them are working for you and the people you’re working with. Technology, like money, is a wonderful servant but a terrible master.

Si eres godínez te lo explico en tu idioma: todas estas apps de mensajería son como esas juntas que te pone tu jefe para ver como te fue en las otras juntas y luego regañarte por los retrasos…

Por fortuna y también mucha dedicación a mi profesión la cual me fascina, el negocio ha crecido bastante bien y cada día somos más colaboradores, sin embargo no he notado que se esté convirtiendo en algo más manejable a pesar de que todos los días seamos más involucrados y viene del mismo problema: ineficiencia en el manejo del tiempo al estar atendiendo bomberazos por canales de comunicación que no me permiten delegar a los demás dichas necesidades. Aunado a que el cliente si puede fijar sus deadlines pero no quiere que tu lo hagas.

Llega un momento en que la acumulación de tantos días durmiendo sólo 2 a 3 horas, acampar en bancas de aeropuertos, trabajar en la laptop en posturas incómodas y andar adolorido por días, las pérdidas de tiempo en mensajitos innecesarios, juntas retrasadas e innecesarias de último minuto y encima ser la pelotita antiestrés para las frustraciones de todos se te acumulan y… el cuerpo puede fallar con consecuencias desastrosas, esa garganta que no se me ha curado del todo en 2 semanas es quizás mi primera señal al respecto.

Así que para poder avanzar con mi día a día y no morir en el intento debido a un paro cardíaco por estrés estos serán mis 3 puntos a seguir:

  1. se acabaron para mí los mensajeros y chats en cuestiones laborales, es increíble el descarrilamiento mental que provocan.
  2. Implementaré un helpdesk para las “urgencias” y bomberazos el cual será revisado y atendido por mis colaboradores.
  3. Todo lo demás se maneja por emails los cuales revisaré en intervalos cada 2 horas y a partir de las 6 de la tarde no existo, tiene la ventaja de que al ser por email toda la comunicación se acaba el “te dije, me dijiste, te acuerdas que… etc”

Sé que a lo mejor les suena rudo, drástico, exagerado, inhumano, mamón, etc pero se trata de controlar un fuego en una papelera antes que acabe con el edificio al regarse por las cortinas. Estoy seguro que tengo quienes se van a molestar porque no los atienda en 15 minutos sino en lapsos de cada 2 horas, pero ellos tampoco me sacan un pago en menos de 10 días así que estamos a mano.

Y si… ya sé que me van a decir que porque me puse a escribir todo esto en vez de mejor hacer mi trabajo pero les recuerdo que como buen ingeniero, tengo que buscar mecanismos de automatización y eficiencia repetitiva, así que estoy seguro que al igual que como dice esta tira de Dilbert: “voy a usar esto más de una vez”.

Así que luego del Hack Mty 2016 me pondré a hackear mi dieta por partida doble: La primera de calorías luego de tantas pizzas con refrescos y la otra de información innecesaria luego de caer en cuenta sobre tantas distracciones…

Gracias por su comprensión y no volverse locos si no les contesto de inmediato, entiendan que es por nuestro bien colectivo, ah y si es para mandarme un chiste o cosa chusca, ¿por qué mejor no separamos tiempo para irnos a tomar un café o cenar y pasarla mucho mejor que compartiendo mensajitos sin fin?

En cuanto a ingesta de calorías, información innecesaria y consumo de tiempo: ¡de lo bueno poco!

Ahora a hackear la vida, gracias chavos y ojalá nos veamos en el Hack Mty 2017!

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Antonio Dávila’s story.