Técnicas infográficas que ayudaron a aumentar la productividad en la Alemania nazi

Nadie duda a estas alturas de las barbaridades que se cometieron en la Alemania nazi, pero tampoco debemos olvidar la asombrosa facilidad de persuasión que poseía el Tercer Reich. La Alemania de aquella época era un pueblo hipnotizado y profundamente atraído por el discurso y el poder de la imagen. Es de sobra conocida —y ha sido meticulosamente estudiada— la atractiva estética nazi, desde el uso del símbolo plagiado de la esvástica hasta el diseño de los uniformes militares.

Ese mismo poder de atracción fue lo que sedujo a Robert Ley en 1925. Como a tantos otros.

Robert Ley. (Bundesarchiv, Bild 183–2008–0922–501 / CC-BY-SA)

Robert Ley nace en 1890 en la región de Renania. Lucha como piloto en la Primera guerra mundial y es derribado en 1917 en Francia. Permanece prisionero durante 2 años.

Después de la guerra, es acogido en el Partido Nazi, y más tarde nombrado Gauleiter (“lider de zona”) en Renania del Sur. Devoto seguidor del Fuhrer, consigue muchos simpatizantes a la causa entre antiguos miembros de organizaciones socialistas y comunistas. Pero sobre todo, desempleados.

Cuando en 1933, el NSDAP (partido Nacionalsocialista Obrero Alemán —o partido Nazi—) suprime los sindicatos, designa a Ley como máximo responsable del recién creado DAF (Frente Alemán del Trabajo). El DAF sustituye a las organizaciones de inspiración marxista, y entre los 25 millones de afiliados con los que llegó a contar, se encuentran empresarios y trabajadores. Su lema principal es prescindir de la lucha entre clases. Una vez más, supuestamente se impone la raza (aria) frente a la condición social.

Emblema del DAF.

El DAF se organizó en base a divisiones claramente estructuradas. Una de ellas era la Oficina de Formación Profesional y de Gestión (en alemán ABB — Amt fur Berufserziehung und Betriebsfuhrung—). Algo parecido (guardando las distancias) a la Formación Profesional en España.

Al igual que toda la estructura nazi, que se formó de manera ejemplar (en términos meramente organizativos y productivos), el minúsculo ABB no se iba a quedar atrás. En cuestión de pocos años, lograron crear un método de estudio muy eficaz y productivo.

Entre otras cosas, se crearon diversas guías temáticas, o herausgeber (ediciones), clasificadas por categorías muy diversas. Dentro de cada una, se llegaban a explicar temas muy concretos.

Para poder sostener el avance del régimen, era indispensable que el trabajador aprendiera de la manera más rápida posible su profesión, desde el conocimiento básico de manipulación de metales para la construcción de tanques, hasta el cuidado de los animales en el campo alemán. Todo ayudaba a la causa. Así, encontramos herausgeber (Ediciones) de Tierpflege (Cuidado de animales), y dentro de este temario, por ejemplo, guías visuales de cómo ordeñar una vaca (Das Melken). Todas estas guías usaban técnicas mixtas de infografía, desde el uso de ilustraciones explicativas para introducir el tema, hasta exhaustivos “paso a paso” en fotos.

Cubierta de la guía donde se explicaba como ordeñar vacas.
Infografía de la anatomía de una ubre de vaca.
Paso a paso en fotos para ordeñar correctamente una vaca.
Detalle

Aunque el uso de este tipo de técnicas de ayuda en el aprendizaje no era novedoso, nunca se había usado de forma tan diversificada, y sobre todo, disciplinada.

No se sabe con exactitud el número de guías que se llegaron a editar, pero sí el resultado en términos productivos que se consiguió gracias a su sencillez y claridad. Su objetivo no era otro que ayudar a entender algo de una forma rápida y muy visual.

Incluso la tipografía usada en los pies de foto —y en las leyendas de las ilustraciones— es una palo seco, diferente al estilo ʻfrakturʼ (de tradición germana) que se usa en el resto de textos de la guía. La ʻfrakturʼ fue más tarde declarada “no germánica” por los Nazis, al creer que había sido creada por Judios, aunque otra teoría precisamente sostiene que la prohibición del estilo gótico se debía a la dificultad de lectura entre los trabajadores de los pueblos invadidos. En otras palabras, esta segunda teoría apoya el carácter pragmático e irónico de los Nazis.

Si extrapolamos el método a toda la Alemania Nazi, podemos llegar a una conclusión: la rápida ascensión y el organizado funcionamiento del NSDAP no se basa en la casualidad.

Años más tarde, Alemania perdió la guerra, y Robert Ley se suicidó en 1945, antes de ser encausado en los Juicios de Núremberg. Pero esa es otra historia, afortunadamente.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.