Un día como hoy

Probablemente esta no sea la foto más bonita que he tomado (estoy seguro que tengo mucho mejores), pero es una de las fotos que enmarcan de manera más certera el amor. Mi mamá, mi abuelita y mi tía, las mujeres más importantes de mi vida. ¡La muestra más grande de amor que hasta hoy la vida me ha dado! Tan diferentes las tres y tan similares a su vez. Única cada una, especial a su manera, pero importantes todas por igual. Si hay algo que las ha unido siempre es su afán eterno por procurar mi bienestar, por hacer de mí un hombre de bien y su deseo de verme en plenitud.

Estoy claro de que cada quién hace de su vida lo que quiere, pero también lo estoy de que sin ellas tres mi vida no sería la que es hoy día, porque de una u otra manera intervinieron y sirvieron como apoyo para que con el pasar del tiempo sea yo quien soy, cometiendo errores y aprendiendo de ellos (aún hoy día), y más importante aún; creciendo a la vez que lo hacía yo.

Un año después de esta foto ya mi abuelita no está con nosotros, pero no puedo ser malagradecido con la vida y tengo que dar gracias al universo por mi mamá y mi tía. Mujeres que sin ser perfectas me han enseñado mucho a lo largo de mi vida, y aún hoy sin que ellas se den cuenta me siguen enseñando cosas nuevas y me siguen asombrando en muchos aspectos. Ninguna de las dos ha tenido una vida fácil, pero tampoco las he escuchado quejarse de ello, y a pesar de todo han seguido adelante.

Mi mamá y mi tía no son perfectas, y tampoco quiero decir que son las mejores, pero sí puedo afirmar que si tuviera la opción de cambiarlas no lo haría, porque sin lugar a dudas son de lo mejor que me pudo pasar en la vida.

¡Feliz día de la madre para las dos! ❤️

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.