Caminando entre Techstars.

Primer TechstarsFounderCon en Europa 2016

Relato de una startup mexicana en la primer FounderCon Europa de Techstars.

Esta es la historia de los dos días que pasé al lado de grandes figuras de la tecnología, con emprendedores internacionales, y cómo terminé comiendo una hamburguesa con el fundador de Techstars, David Brown, durante la primer FounderCon Europa celebrado en Berlín.

La invitación al evento me había llegado apenas un par de días antes por lo que la decisión de viajar fue de último momento. Llegué por la noche a Berlín proveniente de Londres (donde mi empresa, Hotstreet, está operando, aunque de ella les puedo contar en otra ocasión), preparado con un suéter y una chamarra encima no esperaba encontrarme con una temperatura de 30 grados centígrados y una humedad similar a la de Cancún.

Al día siguiente y ya con ropa más ligera, uno de los Techstars Associates de Berlín organizó una reunión para comer antes del inicio del programa a las tres de la tarde. Aunque solo fueron algunas personas, tuve la oportunidad de conocer a Dom Davis, fundador de una startup de manejo de finanzas, Ceres Tech, quien más tarde daría una de las pláticas más divertidas titulada “Fake it till you make it” en la que hablaba acerca del síndrome del impostor en los emprendedores.

“Todo está bien, todos somos fabulosos, el negocio va rumbo al cielo”

“Lo curioso es que cuando vas empezando a veces es difícil encontrar confianza en lo que haces y aun así debes poner tu cara de experto para buscar inversionistas y clientes, aunque por dentro te estés orinando de miedo”, me contó durante el almuerzo.

Dieron las tres de la tarde y todos fuimos a The Factory, sede del evento y ubicado detrás de la calle de Bernauer Straße, lugar que se hizo famoso durante la época del muro de Berlín debido a que muchos intentaron escapar de la parte oeste saltando de la ventana de un edificio a otro en la zona del este.

Factory Berlín y un fragmento del Muro de Berlín, Bernauer Straße, Alemania.

Tras una hora de platicar con fundadores de empresas de lugares como Israel, Canadá, Francia, España, Inglaterra, Finlandia y hasta Albania, formalmente John Hill, encargado de la comunidad y redes de Techstars, dio inicio al evento con una charla sobre cómo inició la idea de reunir por primera vez a decenas de fundadores en Europa, como se había hecho antes en Estados Unidos y presentó a Paul Ford, vicepresidente de desarrollo de comunidad de SendGrid.

Paul Ford y su charla era lo único que se interponía entre nosotros y la cena.

Ford, quien antes de ser parte de una de las startups más rentables de Techstars fue organizador de conciertos para bandas como Green Day y Red Hot Chilli Peppers, contó varias anécdotas sobre los orígenes de Techstars entre ellas que las primeras oficinas de la empresa estaban en un “sótano apestoso”, ya que compartían el espacio con un gimnasio porque así era más barata la renta.

“Pero todos iniciamos de alguna manera y gracias a Techstars es como conocí al equipo de SendGrid (…) básicamente nosotros nos dedicamos a cuentas de correo, ya sé, suena aburrido, pero cada vez que reciben un mail de Uber no es Uber quien lo manda, somos nosotros, y es lo mismo con muchas empresas del mundo (money money money)”, dijo en su presentación.

Como eran ya las ocho de la noche, y ya hacía hambre, terminando esta plática fuimos invitados a una parrillada, donde pude conocer a muchos más fundadores de startups y personalidades como Greg Rogers, quien es un inversionista ángel y director de Barclays Accelerator, con quien me tomé una cerveza y me dio muchos consejos sobre migrar a otro país, especialmente si llevas contigo una empresa:

“Lograr clientes nuevos toma tiempo, pero si eres constante llegarán, y cuando eso pasé no bajes la calidad, debes seguir tratando a cada consumidor como si de él dependiera que tu compañía siga a flote, porque en realidad, así es”.

A la mañana siguiente, aunque varios seguíamos cansados de la reunión que duró hasta tarde, desde las nueve de la mañana ya estábamos listos para iniciar un nuevo día de actividades en The Factory.

Esta vez había más cosas programadas, y algunas hasta se empalmaban, así que era cuestión de elegir y acudir a uno de los tres grandes salones dependiendo de la plática que te interesara más. Para la primera hora fui a “Fake it until you make it”, de la cual ya les conté.

Para la siguiente hora fui a la sesión con Ralf Henrich, director de Machine Learning de Amazon, quien explicó a fondo varias de las técnicas que usa dicha compañía para optimizar las compras en esa plataforma.

Después fui a la que a mi parecer fue la sesión más divertida (y enriquecedora) de todo el evento. Titulada como “The Fundraising Game”, pude oír de primera mano a Mick Hagen, quien habló sobre su experiencia al levantar 3.5 millones de dólares en capital semilla para su empresa Mainframe (sin que siquiera existiera un prototipo o clientes) y sobre las dificultades que tuvo que enfrentar después con un producto que no tenía tracción y más de 100 inversionistas lo rechazaran para una segunda ronda de inversión.

“Cuando todo parecía que iríamos inevitablemente a la quiebra, notamos que levantar fondos es un juego, y es necesario aprender a jugarlo, en nuestro caso la solución fue enviar videos de rap conmigo y mi equipo como estrellas. Funcionó y obtuvimos 2.5 millones de dólares más y duplicamos la valuación de la empresa”.

Jon Bradford

Tocó el lunch, que duró 10 minutos, para entrar después a la plática con Mr. Jon Bradford, cofundador de F6S y Tech.eu, quien contó su experiencia al manejar tantos cargos y viajes por todo el mundo.

Para cerrar el evento el equipo de Techstars y sus patrocinadores ofrecieron una fiesta con foodtrucks y bar abierto.

En la celebración platiqué con David Brown mientras comíamos una hamburguesa, especialmente me contó sobre los proyectos que tienen en Africa, el bunker y otros planes que tiene para este año.

Andrés de la O, Hotstreet.

Y bueno, esta fue la historia de los dos días que pasé caminando entre Techstars.