Es la una cuarenta y ocho de la mañana en Londres.
Itzel Barrón-Arellano
20917

Un gran abrazo desde Toronto. Lo que describes es exactamente lo mismo que siento. La distancia crea una impotencia terrible, culpa, desesperacion. He llorado, no he parado de ver la television por internet, he donado… pero es poco lo que puedo platicar con la gente aquí, que no entiende realmente que es lo que paso, y cambian el tema en el momento en que les digo que mi familia y mis amigos estan a salvo. El hecho que esten a salvo no significa que estén ‘bien’, y nosotros tampoco.

Like what you read? Give andrea perez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.