Por Eugenio García Lois

Fidalgo: “Una hostilidad en forma de violencia psicológica que recibe una persona repetidamente y prolongadamente en sus relaciones con los demás dentro del trabajo”

Mobbing: del acoso laboral al psicoterror
Mobbing: del acoso laboral al psicoterror

La definición de acoso laboral es bastante compleja, hay intentos por varios autores en definir esta plaga que tanto daño hace y que parece casi invisible, por eso se trata de visualizar lo invisible, de ahí su complejidad. El primer autor conocido en definir el término mobbing fue Leymann (1996) en un congreso sobre higiene y seguridad en el trabajo como una situación donde una o varias personas ejercen violencia psicológica sobre otra u otras en su trabajo. Sin embargo, más adelante, con el tiempo el término preferido por Leymann para designar el fenómeno del maltrato psicológico en el entorno laboral era el de “terror psicológico” o “psicoterrorización”, mucho más gráfico e impactante (Marchant, 2005).

Pero para analizar la construcción del concepto e intentar comprender las experiencias de muchas personas que son o fueron víctimas de este fenómeno nos tenemos que remontar al trabajo de otros muchos/as autores/as y ver cómo van dotando de significado este concepto a partir de las experiencias que han estudiado. Una de las principales autoras es Hirigoyen (1999) que utiliza el concepto de acoso moral como un abuso que se refleja en palabras, gestos y actos que dañan la dignidad y la integridad psíquica o física de una persona en el lugar de trabajo y que degradan el clima laboral.

Otros autores como Piñuel (2001, pp.6–8) lo definen como el “continuo maltrato verbal y modal que recibe un trabajador por parte de uno u otros, que se comportan cruelmente con él con vistas a lograr su aniquilación o destrucción psicológica”.

Molina (2001) lo llama psicoterror laboral, ya que es debido a una situación en la que una o varias personas ejercen una violencia psicológica que se repite y dura en el tiempo sobre otra persona o personas y se produce en el puesto de trabajo con la intención de destruir su comunicación con los demás y su reputación, para que no pueda ejercer sus funciones e intentar que se marche de su puesto.

Para Morán (2002, p. 44) se define el mobbing en el mundo laboral como un maltrato que persiste, que es deliberado y sistemático de uno o varios miembros de ese grupo de trabajo hacia otro con la intención de aniquilarlo psicológica y socialmente para que abandone el trabajo.

También para González (2002) el concepto de acoso laboral y otras formas de acoso se aplica a situaciones que se dan en grupos en donde una persona es expuesta a una persecución y presión psicológica por otra u otras personas de ese grupo de trabajo y con el silencio de las demás. Decir también que es González el autor que emplea más términos para referirse al acoso y el que más énfasis pone en la diferencia, defecto o rasgo personal del acosado/a como base del acoso ya que define el acoso laboral como “el ataque de una coalición de miembros débiles de una misma especie contra un individuo más fuerte; o el de la mayoría de ellos contra un individuo distinto por alguna diferencia, defecto o rasgo significativo” (González, 2002, p. 38).

Otra definición de acoso laboral es la de Fidalgo, y colaboradores (2010) que lo definen como una hostilidad en forma de violencia psicológica que recibe una persona repetidamente y prolongadamente en sus relaciones con los demás dentro del trabajo.

En esta relación entre las personas una o más actúan frente a otra u otras desde la superioridad jerárquica o superioridad psicológica dentro del ámbito laboral, siendo esta una forma perversa de relación que supone un riesgo para la salud.

Resumiendo, los términos utilizados y los autores/as que los utilizan son: 1) Acoso moral por Hirigoyen (1999); 2) Acoso psicológico por Piñuel (2001); 3) Psicoterror laboral por Molina (2001); 4) Acoso psicológico, acoso afectivo, acoso moral, psicoterror laboral o acoso institucional por González (2002). Asimismo Riquelme (2006, p.39) nos describe el mobbing como un tipo de violencia laboral, nos dice que “el Mobbing o Acoso Psicológico laboral es uno más de los elementos de un fenómeno mayor: la violencia laboral”, esto es una forma más integradora de ver el fenómeno, pues el mobbing aparece aquí como un tipo más de violencia laboral.


Extracto del libro “Protocolo para la prevención, la detección, la actuación y la resolución de situaciones de acoso laboral


Like what you read? Give Aquí Actualidad Noticias a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.