Por Silvia Prieto

Un hospital malagueño pone en marcha un protocolo para detectar la burundanga tras un análisis capilar.

Se crea un nuevo protocolo para detectar la burundanga.

Los crecientes casos de pacientes agredidos, mayoritariamente mujeres, previa ingesta involuntaria de burundanga, ha despertado todas las alarmas. De hecho, ya hay al menos una violación al día por burundanga y los datos no parecen tener una tendencia descendente.

Se trata de una sustancia que desaparece muy rápidamente del cuerpo, por lo que su detección se hace imposible en muchos de los casos. Actualmente, se analizan muestras de sangre y orina y, en algunos casos, de pelo en el mismo momento que el paciente ingresa en el hospital.

Dados los escasos resultados de las pruebas actuales, el Hospital de la Costa del Sol de Marbella ha creado un nuevo protocolo que permite detectar si un paciente ha sido drogado con burundanga. Esta nueva medida permitirá que muchos de estos casos de agresión no queden impunes. Sin ir más lejos, el Instituto de Medicina Legal de Málaga ha certificado 135 casos de delitos contra la libertad sexual durante el pasado año relacionados con esta sustancia.

Se trata de un protocolo pionero puesto en marcha hace un año coincidiendo con el aumento de casos relacionados con esta droga. En la mesa de trabajo participaron el forense Sergio Fernández Gorostiza del Instituto de Medicina Legal de Málaga, la doctora Agüera; la directora y el coordinador del Servicio de Laboratorio, María Luisa Hortas y Miguel Cantero; el asesor jurídico del Hospital Costa del Sol, Andrés Sedeño y responsables de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Definir qué sustancias provocan la sumisión química y cómo poder detectarlas es el gran problema al que enfrentan los responsables sanitarios. “La burundanga es una mezcla de distintas sustancias, algunas de ellas procedentes de fármacos que se usan en hospitales como anestésicos y que tienen un efecto hipnótico-sedante”, admite el director del Instituto de Medicina Legal de Málaga, José Caba.

anunciarse

Por ello, a los habituales análisis de sangre y orina se realizará uno exhaustivo de pelo, lugar en el que los restos de la sustancia desaparece más lentamente.

No obstante, el tiempo sigue jugando en contra para la detección de la burundanga en el cuerpo. Se establecen tres escenarios distintos: si han pasado menos de 24 horas desde la ingesta, se realizan análisis de sangre (cuatro tubos), de orina (dos tubos) y un análisis del cabello. Si la ingesta se produce entre las 24 y 72 horas previas al ingreso, sólo se realizarán análisis de orina y pelo. En el último caso,- más de 72 horas-, sólo se hará de cabello.

En el cabello, la sustancia no aparece hasta las cuatro semanas posteriores a la ingesta por lo que los forenses deberán recoger una nueva muestra pasado este tiempo.

Enlace: http://aquiactualidad.com/se-crea-nuevo-protocolo-detectar-la-burundanga/