Inicia nueva etapa en asuntos de drogas

Cd. de México (22 abril 2016).- Esta semana los países del mundo se reunieron en la ONU para discutir el tema drogas. Peña Nieto recapacitó, asistió y anunció dos cambios que propondría a su regreso: la descriminalización efectiva de las personas que usan drogas y la regulación del uso médico del cannabis.

Su postura fue bien recibida en el concierto de las naciones, pues significó el inicio de un cambio en la materia. Que México reconozca el fallo absoluto de la prohibición como modelo de política pública da pie a que muchos otros países critiquen el sistema actual.

A la postre de la sesión de la ONU, no existe en el mundo un consenso global sobre cómo responder el fenómeno de las drogas. Con esto comenzamos un nuevo diálogo global para la construcción de nuevos modelos de política pública. El mundo comienza la ardua tarea de construir mejores políticas de drogas.

El día de ayer, en el patio interior de la Secretaría de Salud y acompañado de expertos y sociedad civil, Peña Nieto confirmó la postura del Gobierno federal. A través de una iniciativa de ley que presentó al Congreso de la Unión, el Presidente planteó reformas importantes a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal.

En lo que a la aprobación del uso médico del cannabis se refiere, la propuesta crea un comité para revisar el desarrollo de productos farmacéuticos derivados de la planta, otorga permisos de importación de medicamentos e inicia protocolos clínicos y de investigación. Con ello, México finalmente ofrece la oportunidad de que la ciencia y la medicina guíen el camino, y no la moral y los prejuicios.

Esta propuesta resuelve la demanda de acceso a derivados del cannabis que muchas familias han expresado en los últimos meses. De aprobarse, Grace Elizalde podría importar legalmente el medicamento que requiere sin la necesidad de protegerse por la vía del amparo, como hoy sucede.

Sin embargo, queda aún sobre la mesa cómo se regulará la producción nacional de cannabis con fines médicos. Aunque la importación resuelve el problema inmediato que tienen cientos de miles de pacientes, no representa una visión de Estado. Para proteger la salud de sus ciudadanos, México debe establecer licencias que permitan la producción y oferta de medicamentos nacionales, tanto en México como para exportación. Sin eso, estamos respondiendo únicamente a lo inmediato y no pensando en el futuro.

Por el otro lado, la propuesta de despenalización aumenta las cantidades máximas de posesión de cannabis para dejar de criminalizar hasta los 28 gramos. Con ello, se propone de manera automática y retroactiva también la liberación anticipada de cientos de miles de personas que el día de hoy pugnan penas por posesión simple de marihuana, sin intención de venta probada y sin concurrencia de delitos.

El proceso de liberación deberá observarse con cuidado y detenimiento. Es necesario establecer un proceso que haga reparación integral a las víctimas del sistema represivo que por décadas ha significado la política de drogas. Por años se ha criminalizado y encarcelado a jóvenes, mujeres e indígenas con la excusa de la posesión de drogas.

Las propuestas son un paso importante para una administración que no había querido moverse ni un centímetro en el tema. Sin embargo, hoy eso no es suficiente. Reconocer la existencia del mercado es sin duda el primer paso. Ahora México debe establecer un modelo que permita el acceso a la planta. De otra manera, no importa qué tanto dejemos de perseguir el uso de drogas, los usuarios se verán obligados a seguir adquiriendo las sustancias del crimen organizado.

Esta semana Peña Nieto reconoció lo que muchos venimos diciendo y todos sabemos: el modelo de prohibición no funciona. Sin embargo, su propuesta de despenalización no resuelve la violencia inherente a la ilegalidad del mercado. Sí, comencemos por proteger la salud y la justicia de los mexicanos. Pero no nos quedemos ahí, debemos ahora desarticular el poder criminal que tanto fracturan a nuestras comunidades. Establezcamos un mercado legal de cannabis a nivel nacional.

@AramBarra
Maestro en políticas públicas por New York University y University College London. Oficial del programa de política de drogas en México Unido Contra la Delincuencia.

Publicado originalmente en Reforma el 22 de abril de 2016: http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=825085&v=2&md5=c236d5c0d3e1fc4923b5d259c01491a3&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe#ixzz473H8aH7T

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.