Lo malo siempre tiene algo bueno.

Desde reprobar una clase que consideramos que eso es malo, pero que eso nos deja una lección de esforzarnos en la próxima, en lo personal desde la muerte de ella que para nosotros es malo y doloroso, hasta ahí hay algo bueno…por qué se preguntaran, inmediatamente les contesto con dolor claro pero, qué hubiéramos hecho con ella más enferma que nunca y en agonía día a día, en medio de la adversidad sé que no está sufriendo más y está descansado de lo que venía… quizás algo peor; desde una terrible traición las lecciones y experiencias son buenas, lo malo quedó atrás, los recuerdos son buenos, es cierto que mi publicación anterior dije que cualquier basura es reciclable menos la gente, já já já, pues una cosa es que ya no la vuelvas a considerar y otra es decir que es mala, simplemente no, a veces hay que dejar las cargas para recuperar tu tranquilad que estaba perdida, con el paso del tiempo aprendes cada vez más que hasta la persona más rota trata de dar lo mejor que puede y pues sería desconsiderada si no valoro eso, a veces fallo, como todos lo hacemos aunque no lo acepte en ocasiones.

No considero malo a alguien que mientras se pudo te causó risas y reflexiones, que en la lucha de su inseguridad, multi personalidades, sufrimientos, un mal pasado y sus acciones presentes erróneas, que sólo por eso es alguien ¿innombrable? No, eso es cuestión de cada persona, su dignidad, autoestima y valor propio •eso se supera, menos la indiferencia•

Ante todas las circunstancias que no quise vivir, porque a pesar de las sonrisas y carcajadas que me veían estaba hecha añicos, aprendí que lo malo no existe, sólo es una pequeña ausencia de tranquilad y felicidad, así que gracias, a los que me “fallaron”, a los que no me ayudaron del todo, a los que me cambiaron fácilmente aunque yo no sea barata o fácil, a los que me ofendieron verbalmente o con acciones, a los que me decepcionaron, en fin, etc.

Ayudaron a forjar esa parte de mi vida que no debo volver a tropezar, quiero decir y transmitir mi tranquilidad, que no tengo resentimiento, ni odio porque en fin sería martirizar mis días más de lo que han sido, que si se alejan o me alejo de ustedes, no importa porque tienen más personas ojalá que sean igual de sinceras que yo o no para que aprendan a como aprendí que no siempre es lo que espero y que de pronto un golpe te hace despertar a realidad ya que es mejor que vivir en falsedades, ilusiones, fantasías y un mundo inexistente; este año malo, muy malo para mí pero bueno a la vez y que cada persona que estuvo y está conmigo les agradezco, fueron y serán los mejores, nunca lo voy a negar y que a pesar de las distancias de mi parte no olvido lo feliz que me hicieron y que me hacen aunque a pesar de eso necesito alejarme…-me detuve viendo que llevo desde la tarde escribiendo esto- me atrasé para finalizarlo y que en medio de todo lo bueno que todavía pienso tengo que despedirme


Por hoy al menos, jajaj espero y no se hayan asustado, ahhh que va ser, sé que ni les importó, bueno ya devolviéndome en lo anterior, no se culpen, no se amarguen, disfruten a los que tienen ya que no lo pudieron hacer con los que tuvieron en sus abrazos y en su vida, ahora sólo toca recordar, eso sí, si lo desean, mediante algo que hayan guardado, un mensaje, el último abrazo, un vídeo y hasta una foto…

Sean feliz, mientras la Garay sigue la gran carrera que le espera recogiendo parte por parte la felicidad que le hace falta, ojalá y la encuentre o que ella llegue hacia la poco recordada, poco famosa “Garay”, bastante única por las palabras hirientes que dice, por sus gestos sumamente tontos pero graciosos que hace y que no le da pena publicarlo a “Snap”, por su cara extremadamente seria, por sus carcajadas que saca cuando en verdad o está más depresiva o está comenzando a verle el lado bueno a la situación, a la que no olvida y no opina a favor de la venganza porque en fin todos la pagamos, aquella que te escuchaba llorar, reír, contar tu vida y las hazañas, lo que deseabas hasta cuando te va mal en el famoso “amor” y eso que no sé mucho, porque eso no es cuestión de mucha libertad y como que con la Garay sienten mucha presión o compromiso, en cambio no se dan cuenta que si no hablan conmigo están para volar cuando ya estén aburridos de mí, pero que no tienen la opción o el pensar de volver cuando se les ocurra; de aquella Garay que le gustaba mucho su primer nombre y su segundo apellido, que le decían de varias formas: Aria, Ari Pao, Arianita(frecuentemente lo hacía Mita </3) y Ari, ese y los otros suenan muy bien, la que no le gustan las cosas negativas y es por eso que quiere demostrar que siempre lo bueno está para cubrirte y no dejar que la densa negatividad te cubra.

Siempre estoy para aquellos que formaron y forman parte de mí con la diferencia que unos sólo me recordarán o me odiaran y los otros me apreciaran día a día.