Cómo eliminar el olor a tabaco en tu coche #Infografía

Al comprar hojas de tabaco online y disfrutar de un relajante cigarrillo en el camino al trabajo, muy rara vez pensamos en las consecuencias. Hoy te enseñaremos cómo eliminar el olor a tabaco en tu coche, algo que suele ser un problema, sobre todo para esos fumadores que comparten su vehículo. Pensaras que fumar dentro de él puede convertirse en una condena a percibir por siempre un aroma extraño, pero tenemos buenas noticias, ¡evitarlo es muy posible! De hecho, es facilísimo. Sigue leyendo y obtén nuestras mejores recomendaciones, así lograrás causar la mejor impresión cada vez que alguien entre en tu automóvil.

Un aroma muy molesto para algunos

Fumar mientras conduces es uno de esos placeres de los que ningún fumador debería privarse. Sin embargo, sobre todo cuando los asientos son de tela y no de cuero o piel sintética, las cosas tienden a tornarse un tanto apestosas. El olor a tabaco puede ser delicioso cuando está recién encendido, pero cuando se impregna en textiles la acción de algunas bacterias, la humedad y el calor pueden hacer estragos, sobre todo cuando hablamos del coche que es un espacio tan cerrado.

Quizás compraste un vehículo usado y te vino con el olor incluido, o lo compartes con alguien que simplemente no puede dejar de fumar dentro sin guardar ningún cuidado. Sea cual sea tu situación, nos interesa enseñarte la solución inmediata, no queremos que este inconveniente arruine la maravillosa experiencia que es fumar.

En resumen, para eliminar el olor a tabaco en tu coche de forma efectiva todo lo que tendrás que hacer es utilizar las herramientas adecuadas, darle una sacudida rápida al interior del coche y luego usar una combinación de limpiadores químicos y naturales para ayudar a suprimir cualquier residuo que pueda estar provocando la aparición de un aroma molesto.

Soluciones efectivas para combatir el problema

Conviene empezar por aspirar todo su interior, lavar tus alfombras con limpiador especial y sacudirlas minuciosamente. Considera un producto ligeramente más fuerte si estas son más porosas. Este paso es muy importante ya que te ayudará a deshacerte de cenizas, suciedad con humo impregnado en ellas u otros residuos del tabaco que pueden causan un aroma desagradable en el lugar. Ahora que te has encargado de lo básico, te aconsejamos que intentes con algunas de las siguientes soluciones:

  • Saca y lava el cenicero del vehículo, aplicando una buena capa de aromatizante con un paño limpio.
  • Enciende la calefacción y el aire, colocándolo en modo de recirculación mientras limpias. Esta técnica te ayudará a obtener aire nuevo y fresco a medida que te deshaces de todo aquello que huele a tabaco. Recuerda que cada 19 mil a 24 mil kilómetros deberías cambiar el filtro de aire tu coche, el gesto seguramente hará una gran diferencia y te ayudará a evitar este tipo de inconvenientes con malos olores.
  • Rocía un limpiador antibacterial para telas en los asientos, alfombras, techo e incluso en los cinturones de seguridad. Si tienes la capacidad de sacar los asientos para poder limpiar el piso del coche, mucho mejor, ya que esto hará un cambio muy drástico en su olor.
  • Si el limpiador simplemente no funciona o no lo tienes en casa, considera utilizar un eliminador de olores para mascotas. Aunque suene raro, este producto puede hacer maravillas en tu vehículo, sobre todo cuando son especiales para remover manchas de orina.
  • Las toallitas para la secadora son un arma milagrosa para eliminar cualquier tipo de olores en las superficies. Mantén un paquete de este útil accesorio en tu coche, siempre abierto y preferiblemente donde reciba los rayos del Sol. No solo te ayudarán a absorber cualquier aroma desagradable, sino que además liberarán un olor fresco mientras lo hacen.
  • Si el problema persiste, puedes rociar un limpiador altamente diluido en los ductos de la calefacción. Encuentra la toma de aire, que típicamente se encuentra bajo el capó, cerca del parabrisas, y hazlo con el ventilador activado en el coche.

Opciones naturales para eliminar el olor a tabaco en tu coche

Generalmente, lo drástico es lo que mejor funcionará en casos difíciles. Sin embargo, si no eres muy amigo de los productos químicos, algunos recursos naturales pueden funcionar perfectamente. Considera los siguientes métodos orgánicos para desodorizar tu coche y evitar críticas o malas impresiones:

Bicarbonato de Sodio

Este es un desodorante natural cuyos usos son tan variados que definitivamente no puede faltar en ningún hogar. La alternativa no solo es orgánica y de bajo costo, sino que además funciona a la perfección, sobre todo en coches con estructuras cubiertas de tela. Rocía una cantidad generosa en cualquier superficie porosa: alfombras, asientos, techo, etc. Luego, con un paño, un cepillo o incluso tus manos, manipula el polvo para que sea absorbido. Espera a que actúe, preferiblemente por unas horas o un día entero, y luego pasa la aspiradora cuantas veces sea necesario.

Vinagre y agua

Combina 1/4 de taza de vinagre blanco con dos tazas de agua, vierte en un atomizador y bátelo bien. Humedece con la mezcla todo el interior del coche, incluyendo las ventanas, limpiando cualquier exceso a tu paso. No te preocupes por el olor a vinagre, este desaparecerá rápidamente una vez que se seque. Deja un recipiente con aproximadamente una taza de amoníaco o vinagre en su interior por la noche y al amanecer podrás notar mejoras. Repite el proceso al día siguiente si es necesario y no olvides ventilar un poco antes de hacer uso del vehículo cuando apliques esta técnica.

¿Conoces algún otro truco para eliminar el olor a tabaco en tu coche? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no olvides compartirlo a través de tus redes sociales.


Originally published at www.solotabaco.com.

Like what you read? Give Arianna Silva a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.