¿Cada cuanto debes cambiar tu toalla?

Si estás en nuestra web, es porque necesitas o quieres saber más de nuestras Toallas Personalizadas, o, porque te interesan los temas que tienen que ver con estas valiosas prendas de baño. Sea como sea el caso, te hablaremos de un tema que puede ser de mucha utilidad: ¿Cada cuanto debes cambiar tu toalla? Sabemos que con el tiempo estas pueden llegar a perder sus propiedades originales e incluso tomar olores desagradables debido a la humedad, sin embargo, hay soluciones y hoy te las daremos, si ninguna te funcione, lo mejor será eliminarlas.

Puedes hacer que duren más tiempo

Son muchas las personas que se obsesionan con este tema y creen que para evitar que sus toallas se dañen y les vayan a durar por mucho tiempo deben lavarla todos los días (lo cual no es algo para nada recomendable), con el pasar del tiempo, éstas se irán desgastando y perdiendo su esponjosidad o propiedades absorbentes, en caso de que esto llegue a pasar, es momento de comprar una nueva toalla. Otro factor que daña tus toallas de baño es cuando se dejan húmedas por mucho tiempo, esto ocasiona que el incremento de bacterias aumente en gran medida, causando muy malos olores; a veces esto es remediable, otras veces no.

Antes de comenzar, es importante que conozcas algunos trucos para que que tus toallas puedan durar más y no tengas que eliminarlas, como se apunta en la revista “Good HouseKeeping”, las toallas para el cuerpo, si se airean, se pueden llegar a lavar por cada 3 usos o tal vez un poco más (una semana como máximo), las de manos sí deberían lavarse cada dos o tres días (ya que acumulan más bacterias). Antes de que “tires la toalla” intenta lo siguiente:

  • Vinagre blanco para evitar olores desagradables: Si lamentablemente, tus toallas tienen malos olores debido a la acumulación de bacterias, al momento de lavarlas en la lavadora, aumenta la temperatura del agua (sin excederte) hasta que esté tibia, luego, añade un poco de vinagre blanco y dejar reposar un rato, después tendrás que lavar nuevamente la toalla con tu detergente habitual, eso sí, evita por todos los medios el suavizante ya que quedarán residuos en las fibras y esto hará que sea cada vez menos absorbente y áspera
  • Toallas de papel en vez de secadoras para manos: Si te cansa tener que lavar tus toallas de mano de forma muy seguida, debes tener algo en cuenta, un estudio hecho por la Universidad de Leeds en el Reino Unido, reveló que los secadores de mano tienen muchas bacterias y las esparcen en el ambiente, tanto propias como ajenas, lo mejor es optar por el papel siempre que sea posible.

Toma en cuenta la opinión de expertos

Es común que cada integrante de la familia cuente con una toalla o albornoz propio, pero, no todos deciden cambiar estas prendas luego de unos cuantos usos (como te decíamos anteriormente, la media es de 4, 5 o máximo 6 usos sobre cada cuanto debes cambiar tu toalla). Estas cifras son también recomendadas por expertos como Philip Tierno, un investigador de la Universidad de Nueva York.

La razón para este corto período de utilización y sustitución por otra que esté más limpia es debido a la cantidad de bacterias, gérmenes y piel muerta que se acumula, sobre todo si la persona practica deportes regularmente. Además, es muy común que, a partir del tercer uso de secado, la toalla comience a despedir un mal olor debido a la humedad y al moho o bacterias que poco a poco se van gestando… mírala como un caldo de cultivo ideal, seguramente no quieres eso para tu piel, ¿no es así?.

¿Conoces la revista Woman´s Health? Ésta publicó un estudio realizado en una de sus secciones, se basaba en el desconocimiento de las personas con respecto a lo que las toallas y sabanas en el hogar esconden al no ser cambiadas frecuentemente, los resultados variaron y un 16% de los encuestados reconoció que no lavaban estas prendas más de una vez al mes y como sabrás, esto no es saludable, no es un mal de morir, pero estas personas están más propensas a subir hongos o enfermedades cutáneas, hasta alergias.

Maeve Richmond (organizadora profesional especializada en el hogar) recomienda algo muy similar, ella dice que, el lavado de cada toalla debería hacerse a partir del tercer o cuarto uso, debido a que pueden empezar a oler muy mal, también aconseja que cada uno de los integrantes de la familia cuente con su propia toalla y no las compartan ya que si esto se hace, se estaría compartiendo una gran cantidad células muertas, maquillaje, sudor, incluso cabello; así como todo lo que la persona ha ido atrapando a lo largo del día por factores externos como el polen, hongos, caspa, partículas de suciedad, contaminación y muchas otras cosas.

Ahora ya conoces la opinión de algunos expertos con respecto al tema, las toallas las debes lavar cada ciertos usos (4 o 5), de esta forma no adquirirán malos olores y tu piel estará libre de elementos cargados de muchas bacterias.

Dale nueva vida a esa toalla vieja

¿Ya tienes un poco más claro cada cuanto debes cambiar tu toalla de baño? Puede ocurrir que, tienes uno de estos objetos de baño el cual no quieres eliminar, así sus propiedades que alguna vez la caracterizaron ya no estén y no las puedas usar correctamente. En este caso, puedes hacer algo para “devolverlas a la vida” y no botarlas, más bien, reciclarlas y lo mejor de todo, es que es un proyecto de bricolaje fácil y sencillo, así que si crees que tus toallas han perdido color o algunas características, un poco de tinte podría hacer que recuperen su esplendor, para esto necesitarás:

  • Una caja de tintes (lee bien las instrucciones de uso)
  • Un cubo
  • Un par de guantes de plástico
  • Agua hirviendo
  • 250 gr de sal

Hierve el agua en una olla, esta debe cubrir por completo las prendas, luego, mezcla el tinte con el agua y deja la toalla en remojo hasta que poco a poco se vaya enfriando, después de esto, añade la sal, la cual hará que no se destiña en lavados futuros. Debes remover muy bien la mezcla para que la sal se diluya y penetre en los tejidos y… ¡listo!, tendrás toallas viejas que parecerán nuevas, de esta forma no las eliminarás tan rápidamente.

Esperamos que este post te haya sido de mucha utilidad, si te ha gustado, puedes enviarnos tus comentarios hablándonos sobre el tema y aportando algo para ampliar la información. Recuerda que también podrás compartir esta información a través de tus redes sociales.


Originally published at www.toallas-personalizadas.es.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.