Cuestiones que debes saber si eres fumador principiante

Es posible que apenas estés iniciando tus degustaciones con los puros o tabacos, es por ello, que desde tu tienda para Comprar Hojas de Tabaco Online te diremos algunas cuestiones que debes saber si eres fumador principiante. Si eres de los que lleva más rodaje en el asunto revisa un pequeño manual de etiqueta que mostraremos para que derroches clase, conocimiento y distinción al fumar.

Lo básico: Desde cortarlo hasta encenderlo

Cuando vas a fumar un puro puedes cortarlo prolijamente para proceder a probarlo, pero hay “reglas” claras para el procedimiento porque la envoltura sufrirá daños si no se ejecuta correctamente el corte. Primero, busca un cortador de calidad para estos fines, funciona con una guillotina, y corta un poco la cabeza para evitar el secado del producto (deja unos 3 o 4 milímetros, es decir, prácticamente al inicio de la curvatura formada, ni más ni menos y corta en un intento). No es recomendable usar tijeras, dientes, cuchillos simples utilizados a la hora de comer porque lo romperás.

Presta atención a las siguientes consideraciones antes de encender el puro o tabaco:

  • ¿Vas a emplear una cerilla? Espera a que el azufre se queme por completo antes de encender el puro.
  • Procura que el encendedor que utilices sea de butano. Los de gasolina o combustible dejan la sensación de falta de sabor al humo.

Enciéndelo adecuadamente

Precalienta el pie (parte final abierta) realizando movimientos giratorios lentos sobre la llama. El producto debe estar en una posición angulada al fuego, atento a eso. Cuando veas que se ha creado un aro negro alrededor de la envoltura quiere decir que el resultado ha sido óptimo. No dejes que el fuego entre en contacto con el tabaco.

Otra opción es colocarlo directamente en la boca y repetir el proceso anterior para ir “restableciendo” la quema. Una vez puesto el fuego asegúrate de un buen quemado revisando el pie; un encendido completo, no desigual es el resultado deseado.

Disfrute y degustación

El mejor momento es al dejarte seducir por los aromas y sabores desprendidos del tabaco. Quizás al principio no percibas estas características, pero al cabo de un rato cuando los niveles de temperatura sean uniformes, sí. Lo ideal es que te tomes tu tiempo, no succiones tan seguido ya que calentará en exceso el cigarro y estropearás el sabor real. El tiempo entre bocanadas debería ser de un minuto aproximadamente, a lo mejor te parece demasiado, pero sin duda captarás las esencias en el paladar. Revisa tres tipos de tabaco que debes probar.

Una cuestión que debes saber si eres fumador principiante es la forma correcta para sujetar el producto. Es entre el dedo índice y el pulgar, a veces, suele confundirse con el agarre del pitillo haciéndolo entre el dedo índice y el medio; no es adecuado.

El ambiente es un factor opcional para el disfrute personal. Acudir a restaurantes, clubes, si vives en una casa siéntate en las afueras, en una reunión con familiares/amigos, etc, recuerda siempre mantener el respeto por los no fumadores. Incluso prueba bebidas mientras fumes para notar la variación de sabores mientras ingieres líquidos. Tanto las alcohólicas (whisky, coñac, una copa de Oporto, Merlot, Chardonnay, Pinot Grigio o Noir) como aquellas que contienen 0 alcohol (limonada, zumo refrescante de frutos rojos, etc.) van bien.

Es importante señalar que no debes inhalar el humo. El tabaco está diseñado para degustar sabores, percibir el cuerpo y textura exclusivamente. Además, no continúes fumando si observas excesiva emisión de calor y te deja con un sabor distinto, no muy agradable, al ya probado. Generalmente, ocurre los últimos 5 centímetros, allí, es momento de parar.

Igualmente, no expulses las cenizas tan temprano ni permitas la acumulación de las mismas a lo largo del tabaco debido a una posible obstaculización del flujo de aire trayendo como consecuencia un quemado irregular. Disponlo sobre un cenicero, éste se consumirá solo no presiones para apagarlo como sucede con los pitillos.

Manual de etiqueta sencillo

Referente al corte y encendido

  • No cortes el final del cigarro de alguien a menos que lo haya pedido. Muchos fumadores prefieren hacerlo solos.
  • Nunca enciendas el tabaco con velas, cerillas con alto contenido de azufre o encendedores de gasolina, afectan e inciden en el sabor. Utiliza los de butano, como hacíamos mención antes, carecen de olores extraños y mantienen intactos todos los aromas y sabores. Una alternativa también es buscar cerillas de madera libres de azufre en las indicaciones.
  • No enciendas el tabaco de otro lo recomendable es prestarles una cerilla o encendedor para ejecutar el procedimiento a su propio ritmo.

Al fumar toma en cuenta:

  • Deja que las cenizas caigan solas sobre el cenicero no presiones antes de tiempo si no perderás temperatura y no permanecerá caliente.
  • No se fuma como si fuese un pitillo. Es una experiencia absolutamente relajante, calmada y de disfrute personal, una o máximo dos caladas por minuto es suficiente.
  • Probar un puro es similar a una cata de vino. Para evaluar el sabor, sus cualidades y características, mantén el humo dentro de la boca durante pocos segundos. Aprende a catarlo paso a paso.

Esperamos que hayas aprendido sobre las cuestiones que debes saber si eres fumador principiante, prepárate y gana experiencia como fumador. La idea es dar una buena impresión con normas de etiqueta a seguir. No olvides comentar y compartir el contenido en las redes sociales.


Originally published at www.contabaco.com.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.