Medidas para aprovechar el calor en el hogar #Infografía

En Energy Biomasa somos expertos en proporcionarte calor y en la instalación chimeneas y estufas, por eso sabemos que un factor determinante de que estos sistemas hagan efecto es tomar ciertas medidas para aprovechar el calor en el hogar. Invertir en calefacción simplemente no tiene buenos resultados cuando no se hacen los aislamientos necesarios en casa. Lograrlo probablemente no sea tan difícil como pensabas, sigue leyendo y aprende con nosotros cómo conservar el aire caliente en tus espacios interiores.

Claves para entender el aislamiento

Siempre estamos en la búsqueda de alternativas efectivas y sostenibles para calentar tu hogar, pero ¿qué podemos hacer con poco esfuerzo para mantener el calor dentro de la casa? Aunque no lo creas, el aislamiento es un factor crucial cuando se quiere combatir el frío, pudiendo aumentar el efecto de tu calefacción hasta mucho más del doble, y por lo tanto ahorrándote una gran cantidad de dinero.

Elementos como este se pagan por sí solos, además, aún existen soluciones poco invasivas que pueden ser tan baratas como eficientes. Los aislamientos se clasifican convenientemente en dos tipos: los estructurales, aquellos que ayudan a mantener dentro todo el aire caliente que puede escaparse a través de los poros del material con el que está construida la casa; y los de ventilación, que son esos que simplemente se encargan de clausurar vías de escape, hendiduras, o cualquier abertura por donde pudieran entrar corrientes de aire.

¿Cómo funciona el aislamiento estructural?

Pensemos en ciencia por un instante y veamos la interacción que ocurre en este tipo de aislamiento. El proceso consiste simplemente en crear una barrera que minimice la transferencia de energía entre dos materiales por conducción, convección y/o radiación. Curiosamente, los materiales que son malos conductores de electricidad también lo son de temperatura, por lo que la madera será un mejor aislante que el cobre, por poner un ejemplo.

Mientras menos denso sea el material, peor conductor de temperatura será, y por lo tanto más servirá como aislante. Las empresas especializadas se encargan de colocar láminas con estas características, generalmente hechas de fibra de vidrio, lana de roca, mineral, fieltro, corcho o incluso biomasa. Van en el espacio entre la superficie externa y la interna de la casa, por lo que no se ven pero ciertamente se siente la diferencia. En promedio, se pierde un 26% del calor a través del techo y un 36% por las paredes.

Reduce al máximo los canales de ventilación

Aunque la alternativa antes explicada es una excelente inversión, otras medidas para aprovechar el calor en el hogar son mucho menos complicadas y casi tan efectivas. Te ayudarán a hacer un aislamiento de la ventilación, y evitarán esas molestas corrientes de aire que usualmente arruinan la calidez de tu hogar. A continuación mencionamos algunas de ellas, simples, baratas y nada difíciles de de llevar a cabo:

  1. Utiliza cortinas pesadas para evitar que el aire frío entre y el caliente se salga. Hasta un 40% del calor puede escapar nada más por tus ventanas. Una tela gruesa y forrada que se extienda más allá del marco puede hacer una gran diferencia en esos días de invierno.
  2. Instala cornisas en tus ventanas. Esta estructura de madera que sobresale encima y se extienden por delante de las barras donde cuelgan las cortinas no son simplemente decorativas. Ayudan a que el aire frío que se irradia hacia adentro no vaya más allá de ahí y por lo tanto hacen una gran diferencia en el aislamiento de tu hogar.
  3. Sella todas las hendiduras. En casas más antiguas, las grietas pueden ser un problema que, aunque no lo creas, podría estar costándote de 15 a 25% del calor junto con otras vías de escape. Asegúrate de rellenarlas con masilla, y compra material aislante en tu tienda más cercana para colocar alrededor de puertas y ventanas. Un simple accesorio debajo de la puerta principal puede hacer una inmensa diferencia.
  4. Cierra la puerta de las habitaciones que no estés usando. Los muebles no sufren los efectos del frío, así que mantén estos espacios cerrados para que el calor pueda concentrarse en el resto de la casa.
  5. Deja que entre la luz del Sol. Abre tus cortinas en el día, los rayos solares pueden contribuir considerablemente al calor en tu hogar. Presta atención a las ventanas que apuntan al Norte en la mañana, y las que apuntan al Oeste en las tardes, dejando cubiertas las que están al Sur.

Medidas de bajo coste para aprovechar el calor aislando las ventanas de tu hogar

Reemplazar tus ventanas por unas más modernas, especialmente diseñadas para combatir los efectos del clima, es una solución sumamente efectiva. Sin embargo, sabemos que esto no siempre es posible, por eso tenemos algunas solucionas para aislar tus ventanas sin tener que hacer una gigantesca inversión:

  • Tiras selladoras de caucho: Son autoadhesivas, solo necesitarás cortarlas para que encajen en tu ventana y así cerrar cualquier hendidura donde pueda estar filtrándose aire frío.
  • Láminas aislantes de ventana: Aunque le da a tus ventanas un aspecto opaco, son baratas, efectivas y de fácil aplicación.
  • Varias capas de cortinas gruesas: Como explicamos anteriormente, esto puede ser incluso mejor aislante que cualquier producto que puedas encontrar en el mercado, aunque no podrás disfrutar mucho de la luz.
  • Cobertores debajo de los ventanales: Usa esos tubos de tela que se colocan debajo de las puertas para mantener el aire frío afuera. Puedes hacerlos tú mismo cosiendo el cilindro y rellenándolo con arroz.

¿Habías pensado en este detalle al usar tu chimenea? Esperamos que puedas aplicar estas medidas para aprovechar el calor en el hogar, ¡verás cómo te ayudarán un montón! Y nada mejor que llegar a casa y disfrutar de ese ambiente tan acogedor. Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo.

Fuente Infografía


Originally published at www.energybiomasa.com on November 13, 2015.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.