Cuando leo “Valoración de los servicios ecosistémicos …”

Por: Arlette Pichardo Muñiz

Cuando leo ”Valoración de los servicios ecosistémicos que ofrecen siete (7) de los humedales protegidos de importancia internacional en Costa Rica: Palo Verde, Caribe Noreste, Caño Negro, Gandoca-Manzanillo, Maquenque, Térraba Sierpe y Las Baulas”.

Título del Informe Final elaborado por el Centro Internacional de Política Económica para el Desarrollo Sostenible (CINPE) de la Universidad Nacional (UNA) para el Proyecto Humedales de SINAC-PNUD-GEF (2017).

El documento preparado por Olman Segura Bonilla, Mary Luz Moreno Díaz, Marcello Hernández Blanco y Edgardo Muñoz Valenciano, presenta una valoración monetaria de los servicios ecosistémicos de humedales Ramsar de Costa Rica.

Ramsar, es el nombre de la ciudad iraní en la que en 1971 se adoptó la Convención Internacional de conservación y uso racional de los humedales, que entró en vigor en 1975. La lista incluye 2.200 sitios que abarcan más de 2,12 millones de kms2 en los territorios de las 169 partes compromisorias en el mundo.

El estudio en cuestión abarcó humedades Ramsar en distintas zonas del país: en el Caribe norte los ecosistemas del Parque Nacional Tortuguero, Barra del Colorado y Corredor Fronterizo Norte, así como los de Caño Negro y Maquenque; en el Caribe sur los humedales de Gandoca-Manzanillo; en Guanacaste, los parques nacionales Las Baulas y Palo Verde, así como Lomas de Barbudal, Mata Redonda, Cipancí, Corral de Piedra, laguna Madrigal y Zapandí, El Tendal y Sonzapote y en el Pacífico sur el humedal Térraba Sierpe.

Los valores promedio de los servicios ecosistémicos producidos por hectárea por año, en cada humedal, de acuerdo con los resultados del estudio, son los siguientes: en Palo Verde $22.546, en Las Baulas $14.677, en Caño Negro $13.141, en Caribe Noreste $15.057, en Gandoca Manzanillo $8.593, en Maquenque $ 13.430 y en Térraba-Sierpe $17.084.

Correspondiendo esos valores a la valoración más comúnmente utilizada que es el valor promedio y que representa la medida de localización central de la gran muestra de datos investigados.

En cada uno de los capítulos del Informe se presentan los valores mínimos, máximos y la mediana de valores internacionales de 2015. Se exponen considerando los valores mínimos y máximos de toda la información pertinente ajustada para los servicios ecosistémicos de cada ecosistema, pero además se incluyen los valores promedio y mediana, de modo que se puedan considerar con más certeza los valores de dichos servicios para cada ecosistema.

El Informe incluye un marco general de los métodos de valoración de los servicios ecosistémicos, un conjunto de valoraciones por sistema; y, como ya indicado, los resultados de las valoraciones para cada uno de los humedales considerados.

En las conclusiones, se resaltan las limitaciones y el camino a seguir en este tipo de estudios, que representa el primero de su género realizado en el país dirigido a sitios de importancia Ramsar.

La lectura de este informe puede tener usos múltiples y diversos. Para estudiantes y profesionales jóvenes que se estén acercando a los métodos de valoración, podrán encontrar una clasificación de las metodologías y un resumen de los contenidos fundamentales de las mismas. Para el personal del SINAC información clave para reforzar y reafirmar la importancia de los humedales. Para medio de comunicación poner el tema en la agenda de la discusión y la decisión. Para tomadores de decisiones y líderes políticos datos “duros” para mejorar instrumentos de aplicación, como canon de agua y vertidos.

Y, lo más importante, para la ciudadanía en general, un documento bellamente ilustrado con fotos inéditas, que aunque con un contenido muy técnico y con muchos datos económicos, pone de relieve la importancia de estos ecosistemas (zonas bajas de tierra inundadas de agua) que, como muchos otros en el mundo, se prevé su desaparición, a menos que se redefinan las formas en cómo las personas y sus asociaciones, las instituciones y las organizaciones, se relacionan con la naturaleza. Bienvenido, pues, sea este importante y valioso informe.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.