Image for post
Image for post
Puerto Vallarta, MX (Abril 2017)

Es fácil poner nuestra mente en modo automático. Ni siquiera hay que pensarlo en este punto, sólo lo hacemos sin darnos cuenta y ya. Ocurre mientras manejamos al trabajo, sucede mientras caminamos por los pasillos del supermercado, pasa cuando estamos en la fila del banco, incluso a veces lo hacemos mientras leemos, podrías estarlo haciendo ahorita mismo tal vez.

Si leemos un poco de la teoría, descubriremos que esto se debe a que clasificamos muchas actividades como mecánicas y a veces repetitivas, por lo que se vuelve sencillo para nuestro cerebro ponerlas en un plano secundario de los procesos activos en la mente y darnos así un poco de espacio para pensar en otras cosas “más importantes”. …


Image for post
Image for post

¿Y si nos quedamos atrapados aquí?

¿Y si congelamos el tiempo justo en este momento en que todo es perfecto?

¿Que los músicos sigan tocando, que los pájaros canten y que el café siga en su punto?

¿Que los platillos exciten nuestras papilas gustativas por lo que resta?

¿Que las plantas que nos rodean adornen este espacio mientras existamos?

¿Y si así tú y yo seguimos siendo los mismos que somos ahorita, antes de que nos adéntrennos más en la arena?

¿Antes de que te lastime y tú hagas lo mismo?

¿Antes de que esto ya no sea lo que es?

Dime, ¿crees que sea posible?


Image for post
Image for post

Me di cuenta de que el proceso había comenzado cuando dejé de sentir mi pierna derecha. Comenzó como un cosquilleo que inundó cabeza, torso y extremidades. Rápidamente logró inmovilizar el resto del cuerpo y algunas horas después ya no sentía nada.

Costó trabajo, pero aún así podía todavía levantarme y moverme en el departamento. Lentamente, pero era posible. Como pude me dirijí al baño de la entrada. Tan sólo un inodoro, un espejo y un lavadero habían ahí dentro. Arrojé la puerta con una fuerza un tanto más intensa de lo necesario, pero es que ya no podía medir mi energía. …


¿Recuerdas el momento en el que todo esto empezó?

Image for post
Image for post

Sí, haz memoria. Regresa lo más atrás que puedas en la biblioteca de tu mente y pregúntate ¿qué es lo primero que viene a ti?

Mi recuerdo más viejo me remonta a cuando apenas aprendía a caminar. Era una tarde, de algún día cuyo mes no puedo descifrar, sólo que el momento permanece porque era la primera vez que me habían prohibido algo.

Desde pequeño era testarudo y curioso, al día de hoy no sé cuál de los dos en mayor medida, por lo que aquella vez no hice más que ignorar aquella amenaza.

Cuando lo pienso, me imagino que era el hecho de que alguien me retara (el ego haciendo presencia desde chiquito) o quizás era la curiosidad por conocer el origen de ese miedo que veía en los ojos de mi mamá (¿qué podía ser tan grave que ameritara que me hablara con tanta severidad, levantando un dedo frente a mí y poniendo una mueca tan seria?). …


Image for post
Image for post

Me parece relevante abrir este texto compartiendo que nunca he asesinado a un ser humano, ¿y que si ese pensamiento ha cruzado mi mente una que otra vez, preguntas? Bueno, no ahondaremos en eso durante los siguientes párrafos, sin embargo les contaré que efectivamente un acto de esa índole fue cometido en las últimas horas en mi departamento. De ese crimen, debo admitir soy 100% culpable.

Como ya lo sabrán aquellos que leen en los ventanales en los que uno se atreve a compartir sus historias, una extraña pero divertida atracción por adquisición de plantas me invadió desde hace algunos meses. Quizás fue la mudanza a un nuevo espacio o tal vez los nuevos comienzos. …


Image for post
Image for post

Hay un estado de comfort que se vuelve adictivo.

Es un espacio en el que fácilmente puedes estar, pero cuesta muchísimo el irte. Porque al final no lo deseas, o eso te haces creer.

Encuentras simpatía por las cadenas, por las ideas sin sentido, por la pérdida de tiempo, por la facilidad del día a día, por la rutina.

Te vuelves un ser rutinario. Alguien que se despierta e intenta no quedar mal, poner las taches dentro de los checkboxes que el día señala y avanzar para que se perciba movimiento, pero nada más que eso, comúnmente.

Y de vez en cuando, un rayo de luz ilumina ciertas actividades, a ciertas personas. Recordándote el por qué haces esto. Lo que te hace creer que estás haciendo lo correcto. Pero eso pasa ¿una vez cada semana quizás? Y con el paso de los días, honestamente cada vez menos. …


Image for post
Image for post

La conclusión llega de forma repentina. No es algo que buscabas precisamente, pero el segundo en que ese pensamiento cruza tu mente, te das cuenta de que todo tiene sentido de esa forma.

El corazón puede apreciar tantas cosas. Momentos, personas, lugares. Y aún cuando muchos de estos lo hacen latir en sobremasía, él en su infinita sabiduría logra distinguir aquellos que en realidad alteran la química del cuerpo, de otros que simplemente lo divierten por un rato.

Y es que cuando la mente se cuestiona si pasaremos el resto de nuestra vida junto a esa persona, ahí, de forma improvisada es que el corazón comunica su punto de vista. No incluye un razonamiento extenuante como el que el cerebro se la vive realizando, pero más bien es un señalamiento decisivo donde nos informa si sí o sí no. …


Image for post
Image for post

Hace poco leí que es bueno rodearte de plantas porque ayudan a disminuir la ansiedad, controlan el estrés, purifican el aire que nos rodea e incluso disminuyen el ruido del ambiente. Re-leyendo ese artículo, me pregunté por qué llevaba tanto tiempo sin ellas, si éstas tenían la aparente respuesta a tantos problemas, por lo que instantáneamente fui de compras.

He sumado 19 plantas a mi colección. …


Image for post
Image for post

Let everything happen to you.

Beauty and terror.

Just keep going.

No feeling is final.

– Rainer Maria Rilke


Image for post
Image for post
Puerto Vallarta (Diciembre 2019)

La pregunta siempre ha sido “¿y ahora qué sigue?”, sin embargo últimamente la mente se detiene a cuestionar si estar en la búsqueda perpetua de “lo siguiente” es lo más sensato para ella.

Y es que su historia está llena de pequeños esfuerzos para que pudiera llegar a ese otro nivel, para que tuviera la oportunidad de ser distinta al resto, para que no se conformara con lo que para los demás sería la norma, que ahora ella no hace más que cuestionarse (todo el tiempo) acerca de sus siguientes pasos.

Es extenuante. Se atrapa pensando en ideas incompletas, en proyectos no terminados, en posibles creaciones que no han visto la luz pero para ella tienen todo el sentido necesario. No encuentra el sueño. No permite el descanso. Ella continúa, incluso después de que él la ha intentado calmar. …

About

Arturo Hernández

📍Guadalajara, MX 👨🏻‍💻 Author: MELANCOLÍA / Past lives: @KueskiCompany, @intel & @ludabymx - ♥️ tech, startups, pop music & books (lots of 📚)

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store