Un city manager.

Arne aus den Ruthen Haag parece ser la figura del momento para los chilangos, en la delegación Miguel Hidalgo se presenta como una figura administrativa técnica, algo así como la nana de la casa, el City Manager cumple con funciones aparentemente sencillas; mantener limpias las calles, podar árboles, atender problemas en el alumbrado público o el favorito de todos “Mantener a raya a los influyentes escoltas que se pavonean por la delegación”. Su rostro se ha vuelto mucho más frecuente y sus actividades mucho más relevantes para el ojo público de la capital incluso más que cuando contendió por la jefatura delegacional por la vía independiente.

¿Pero que es lo que realmente nos llama la atención de este personaje?

Arne aus den Ruthen Haag puede ser descrito como el caballero de la ciudad, atento, solidario, interesado en el bienestar social y en el cumplimiento estricto de las normas, algo así como un ciudadano…

Y esa es la razón por la cual se convirtió en el rostro de la delegación Miguel Hidalgo; por cumplir con sus obligaciones ciudadanas.

Armado de una GoPro y una cuenta en Periscope, el city manager recorre la ciudad registrando los acontecimientos mas relevantes de sus labores, invitando constantemente a sus espectadores a formar parte de una fuerza ciudadana y trabajar en conjunto para limpiar la casa.

No posee ningún poder político, ni denota una influencia en los ramos administrativos de la delegación cuando menos relevante, las herramientas que utiliza para cumplir con su labor no son nada del otro mundo, un teléfono, una cámara y la voluntada para hacer frente a los “Vecinos gandallas”. Es entonces que todos podemos ser caballeros de la ciudad, rostros de nuestro hogar, representativos, participativos, ciudadanos responsables, todos podemos ser un City Manager.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Arturo Portillo’s story.