Sacerdote de San Isidro de Heredia y su mejor amigo a juicio por presunto abuso sexual contra menor de edad

Heredia, 23 de octubre de 2018.

Un nuevo juicio por supuesto abuso sexual contra menor de edad, por parte de un sacerdote católico costarricense de apellido Quesada y su mejor amigo de apellido Solano, están en los banquillos por un caso de presunto delito contra menor de edad realizado en San Isidro de Heredia, cuando el hoy acusado fungía como sacerdote.

El sacerdote de apellidos Quesada, nacido en 1963, fue ordenado como párroco el 08 de diciembre de 1987, en la Arquidiócesis de San José. Ha sido párroco en las parroquias de Nuestra Señora de Fátima de Hatillo en el año 1990; San Miguel de Santo Domingo, Heredia en el año 2004; y en la última parroquia en San Isidro de Heredia donde llegó el 13 de enero de 2007, y donde se dió la denuncia por presunto abuso sexual contra menor de edad en el año 2009.

Los hechos se remontan al 2009 cuando la víctima tenía 15 años y era monaguillo en la parroquia de San Isidro de Heredia. 
Ante las denuncias de la familia a las autoridades de la iglesia, estas no actuaron de una manera adecuada y precisa, a tal punto de notar una apatía de parte de las autoridades eclesiásticas ante la denuncia.

También se denunció que se organizó un movimiento de presión en contra de la familia denunciante por parte de algunos feligreses que apoyaban al sacerdote.

El juicio se lleva en los Tribunales de Justicia de Heredia, inició este pasado lunes 22 de octubre. Este caso se une a los miles de denuncias a nivel mundial contra sacerdotes católicos por abusos sexuales contra menores de edad.

Parroquia San Isidro Labrador, Heredia