Leonardo Valente, Embajador de ASEA en Bahía Blanca

Uno de nuestros objetivos como Asociación es que en Argentina haya cada vez más y mejores emprendimientos a lo largo y ancho de todo el país. Para esto, nuestros embajadores de cada provincia resultan actores fundamentales para potenciar emprendimientos y formar redes que no conozcan límites geográficos. Hoy entrevistamos a Leonardo Valente, Embajador de ASEA en Bahía Blanca, te invitamos a conocerlo.

A: ¿Cómo empezaste a emprender y por qué?¿Te diste cuenta desde el principio de que eras “emprendedor”?

L: Hay una prehistoria de vender útiles escolares y latas de gaseosa en la primaria, pero mi primer negocio formal, con facturas, fue a los 16 años en la producción/conducción/dirección/cadetería de un programa de TV sobre informática. Luego, el primer negocio a mi nombre fue estrictamente a los 21 años (era eso o emanciparme) y es la empresa que aún hoy sigue pagando las facturas: Gen Tecnológico, que nació como delivery de cartuchos de impresora, llegó a ser uno de los recicladores más importantes del país y hoy se dedica principalmente a rotulación industrial.

A: ¿De qué se trata tu emprendimiento?¿Cuál es su impacto?

No trabajo en un único emprendimiento, aparte de Gen hoy me dedico principalmente a LivePanel una empresa que releva opinión pública y mercados en toda Latinoamérica usando dispositivos móviles, nube y machine learning. Es una apuesta muy ambiciosa con desarrollo tecnológico 100% en Bahía Blanca y brazos comerciales en todo el continente. Además tengo un emprendimiento fintech, SocialPOS, que acerca medios de pago a barrios y villas con carencias y un hobby/emprendimiento que consiste en convertir autos convencionales en híbridos, incluyendo unas baterías de desarrollo regional basadas en ultracapacitores.

En total, el impacto de todos esos emprendimientos significan aproximadamente un millón de dólares anuales en ventas, trabajo para unas 30 personas y una dimensión territorial muy grande.

A: ¿Qué significa para vos ser embajador de ASEA y por qué decidiste serlo?

L: Además de ser embajador soy orgulloso socio fundador. Ni bien empezaron, Facu Garretón me convocó a ser parte y le dije obviamente que sí, un par de meses después me reuní con Ezequiel Calcarami poner mi granito de arena en el mismo acto, todavía se acuerda. 
Al muy poquito tiempo me preguntaron si podría ser representante, creo que fui uno de los primeros embajadores, me considero una parte activa y comprometida del ecosistema local, y obviamente dije que sí.

A: ¿Cómo describirías el ecosistema emprendedor de Bahía Blanca?¿Qué está pasando a nivel local?

L: Es un ecosistema muy activo, Bahía tiene una dotación excepcional de talento, que va más allá de sus artistas y deportistas exitosos (Como Abel Pintos o Manu Ginóbili), de hecho tenemos el único premio Nobel del Interior (Cesar Milstein, que pocos recuerdan pero inventó la mitad de la medicina de vanguardia actual), y muchos emprendedores haciendo cosas de alta tecnología e impacto. Este año tuvimos nuestro primer emprendedor Endeavor (ENA, una empresa de suplementos nutricionales que da gusto ver ocupando góndolas enteras en Farmacity), y fudamentalmente una gestión de gobierno muy comprometida a través de la Secretaría de Innovación (en proceso de reforma institucional ahora), que nos permitió tener el primer club de emprendedores del país, el primer fondo semilla municipal con muchos proyectos acelerados, e incluso una sede del maravilloso Infinito x Descubrir, que nos permite pensar en una explosión emprendedora de chicos que hoy están en la primaria y secundaria en muy poquitos años.

Por el lado negativo te diría que los desafíos corresponden a ser una ciudad relativamente chica, con 300 mil habitantes, sin instancias hoy de gobierno provincial, ni sede de ninguna empresa grande, cuando las supimos tener. Además, la Universidad Nacional del Sur, de la que formo parte como docente, tiene algunas dificultades para integrarse al sector empresario, fundamentalmente en su Departamento de Ciencias de la Computación.

A: ¿Qué consejo le darías a las personas que todavía no se deciden a emprender pero lo están pensando?

L: Les diría que hablen mucho, que cuenten qué tienen en la cabeza, que se dejen asesorar y conozcan al ecosistema antes de integrarlo, que hagan su valija de recursos antes de lanzarse, y que mantener un empleo antes o en paralelo no es siempre es una mala decisión, si detrás hay aprendizaje.

A: ¿Qué es ser emprendedor para vos y cuál es tu visión para los emprendedores argentinos en el futuro?

L: Un emprendedor es una persona que asume riesgos, yo no me defino como emprendedor sino como un “busca” que hace cosas, y que en algún punto trata de lograr el mayor impacto, si otros me reconocen como emprendedor se agradece. La visión respecto del futuro es que tenemos que alinearnos en lograr la transición de cada uno de nosotros de emprendedores en empresarios, y que esos sean empresarios ejemplares del futuro. Todo el tiempo surgen nuevas herramientas para crecer, hay que usarlas con responsabilidad y trabajar mucho.

A: ¿Cómo se pueden contactar con vos aquellos emprendedores que tienen ganas de involucrarse más a nivel local?

En cualquiera de los ámbitos ligados al emprendedorismo me conocen y saben que estoy disponible siempre. Por mi oficina pasan a menudo nuevos emprendedores que trato que se vayan con un consejo, tarea para el hogar, o si podemos un negocio juntos. Mi email es leo@gentecnologico.com.ar y me pueden seguir en twitter en @leonardovalente .

> Sumate gratis a ASEA, una asociación por y para emprendedores, haciendo click acá.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.