Medir para gestionar y gestionar para crecer

Aquello que no se mide, no se puede gestionar, por ende no se puede modificar. Habiendo pasado más de un año del comienzo del gobierno de Cambiemos, hay acciones para rescatar. Una de ellas de este primer año de gestión, es la implementación de datos. Luego de varios años, sabemos que el total de habitantes ubicados en situación de pobreza en nuestro país (teniendo en cuenta los 31 aglomerados urbanos de INDEC) ronda el 32,2% y un 6,3% de nuestra población alcanza la condición de indigencia. Por otro lado, sabemos también que el desempleo alcanzó 9,3%. Pese a ser datos difíciles, el primer paso esta hecho, ahora es hora de atacarlo.

Durante la anterior gestión, el 66% de los empleos creados fueron estatales y no pareciera ser casualidad. Ha sido muy difícil para el sector privado generar empleo dado que la Argentina se destaca por tener costos laborales muy altos: un empleado en nuestro país cuesta un 50% más que en Brasil, un 142% más que en México y un 430% más que en Colombia. Hoy se estima que poco menos del 70% del empleo total del país es generado por las Pymes, lo que indica que darle facilidades a estos sectores hará incrementar su capacidad de captación de personal y reducir así los datos de desempleo presentados en 2016.

El gobierno sabe de esta necesidad y apunta en 2018 a una ambiciosa reforma tributaria, que de la mano de FIEL (Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas) como asesores para ello, proponen reducir los aportes patronales hasta un 12%, hoy están situados en el orden del 17% y 21%, pero eliminando las diferencias previstas en el régimen actual que contempla una alícuota distinta en función del tamaño o la región de la empresa.

Siguiendo con esta lógica de la necesidad de facilitar la generación de pymes y por ende así, de empleo, uno de los pendientes más próximos que tiene el Gobierno es la aprobación de la Ley de Emprendedores, rechazada en Senado el anterior 23 de noviembre. La misma, permite a los emprendedores la creación de su propia empresa en un día, abrir tu sociedad con un capital mínimo de dos salarios básicos, tener la posibilidad de que la sociedad sea de un único socio y por sobretodo y dado los problemas de financiamiento que corren en la Argentina (para la próxima nota), esta ley propone regularizar las plataformas de financiamiento colectivo sumado al aporte monetario del Ministerio de Producción apuntado a financiar proyectos de alto impacto.

Claro el panorama, manos a la obra.

Santiago Bulat

Asesor de deuda pública

Ministerio del Interior

Show your support

Clapping shows how much you appreciated ASEA’s story.