La psicología y los 4 elementos

“Las generalizaciones son odiosas” dicen algunos. En un mundo donde cada uno va a su propio estilo entrar dentro de categorías definidas y limitadas puede sentirse como una perdida de individualidad y creatividad. El Ser único, especial e irrepetible que somos no disfruta cuando se encuentra realizando gestos comunes completamente codificados y categoriazables.

Carl G. Jung describió 4 tipos psicológicos: el pensante, el sensible, el intuitivo y el sentimental. Esta tipología es análoga a los “humores” del Renacimiento, categoría usada por la medicina de esa época para describir a sus pacientes, y además, se circunscriben perfectamente a lo que la Astrología tradicional llama los 4 elementos: aire, tierra, fuego y agua.

Los signos de aire, Géminis, Libra y Acuario, son los típicamente humanos. El aire se asocia con el mundo de las ideas, los pensamientos, la razón. Aquellos que tengan mucha energía de aire ven el mundo a través de sistemas de creencias objetivos y amplios. Si bien son signos muy sociales su forma inferior de experimentar el aire es el desapego emocional y una fuerte necesidad de independencia.

Los signos de tierra, Tauro, Virgo y Capricornio, son los que se conectan muy bien con el mundo material. Son del tipo sensible ya que sus principales experiencias provienen de la información que le dan los sentidos. Se conectan muy bien con las necesidades del cuerpo, la alimentación, el cuidado y el descanso. Su premisa principal sería “ver para creer”. Esto los límita en cuanto a sus potencialidades mentales y les da rigidez frente a determinadas situaciones.

Los signos de fuego, Aries, Leo y Sagitario, son del tipo intuitivo. Conectados con la vitalidad, la espontaneidad y el ímpetu, los hace muy activos y expansivos. Ven el potencial que tienen sus acciones y están muy centrados en experimentar la vida plenamente. Esto les da poco tacto para las relaciones interpersonales donde pueden no contemplar las necesidades de los otras personas. También tienen una necesidad imperiosa del movimiento y rara vez sienten que logran cosas estables y fijas.

Los signos de agua, Cáncer, Escorpio y Piscis, son los signos que ven el mundo desde sus emociones. Esto le da gran posibilidad para resonar con otras y generar empatía: sienten como los otros. Las experiencias que tengan que ver con preservar una memoria, tener una familia y amigos íntimos son muy valoradas por el énfasis en la energía de agua. Las emociones serán vividas intensamente, cayendo muchas veces en la extrema subjetividad. Esto los desconecta de un plano más mental o racional, no dejándolos ver que existen otras maneras de sentir o de percibir el mundo.

Los 4 grupos de elementos permiten establecer categorías con las cuales una persona puede identificarse más fácilmente. Como astrólogos también observamos aquello que queda en sombra, o sea, lo que una persona no reconoce como propio y es proyectado en otros. Un predominio de aire va a dejar en sombra el mundo emocional y es muy probable que este tipo de atraigan para si personas mucho mas sensibles, subjetivas y que le reclamen mayor conexión emocional. La función en sombra se activa mediada para poder observarla en uno mismo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Astropavan’s story.